Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La media de ciberataques asciende a 384 casos diarios en España durante el primer semestre de 2017

Un total de 69.644 incidentes de ciberseguridad han sido gestionados durante el primer semestre de 2017 por el Centro de Respuesta a Incidentes de Seguridad e Industria (CERTSI), organismo operado de forma coordinada por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y el Centro Nacional para la Protección de Infraestructuras Críticas (CNPIC). Esta cifra equivale a 384 ataques diarios y supone un incremento de un 21% respecto a la registrada en la primera mitad de 2016.
A través de un comunicado, el INCIBE ha indicado que el aumento de las cifras globales respecto al pasado año se debe "al incremento de usuarios y dispositivos electrónicos conectados a internet", así como al mayor nivel de exposición a ciberamenazas que se deriva de este y la mayor capacidad de detección de incidentes por parte de la oficina estatal especializada en ciberseguridad.
El INCIBE ha detallado que 69.213 de los casos detectados (un 99,3%) se corresponden a ciudadanos, empresas y red académica, mientras 431 (el 0,7% restante) afectaron a operadores críticos. En función de la tipología, más de la mitad de los incidentes (67,36%) están relacionados con la infección de equipos a través de 'malware', seguidos de accesos no autorizados (14,91%) y fraudes (10,76%). Completan la clasificación el 'spam' malicioso que sigue con vida en la red gracias a la ingeniería social, las denegaciones de servicio, los escaneos de redes y sistemas, y los intentos de robo de información.
El Instituto Nacional de Ciberseguridad ha recordado que la instalación de 'malware' en el dispositivo "permite a los ciberdelincuentes robar la información contenida en este y secuestrar tanto el equipo completo como algunos programas o datos específicos", además de reclutar el dispositivo para formar parte de redes de ordenadores infectados, zombis o 'bots', que, controlados por personas malintencionadas, acceden a los dispositivos para propagar virus, generar 'spam' o cometer otro tipo de delitos y fraudes.
Para estos casos, INCIBE ha propuesto una serie de recomendaciones entre las que destaca proteger el ordenador con antivirus y 'antimalware', y mantener actualizados los equipos, los sistemas operativos y todos los programas instalados en los dispositivos, así como "tener buenos hábitos de uso y aplicar el sentido común". El organismo ha recomendado "no instalar ni descargar nada que no se haya elegido o que no sea de fuentes de confianza, no pulsar enlaces de 'emails' cuyo remitente sea desconocido y tener mucha precaución con las aplicaciones que descargamos para dispositivos móviles", ya que podrían tener funcionalidades ocultas.