Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ser "cibercriminal" será más lucrativo que traficar con drogas

La delincuencia se pasa a la Red. Los cibercriminales han extendido su 'modus operandi' a Internet con lo que podrían generar más ganancias que las obtenidas por los traficantes de drogas a nivel internacional. Lo dice un estudio de la compañía de seguridad Symantec, que confirma que un 78% de los ataques online tiene una motivación económica.
"Las amenazas online han pasado de querer sembrar el caos a crear un modelo de negocio con el que ganar dinero, comparable con el tráfico de drogas.
"Sin embargo, los usuarios caemos en los mismos errores, no hay brotes verdes, como en la economía, con los que podamos decir que estamos reduciendo las amenazas, siguen creciendo", explicó Javier Ildefonso, director de marketing de consumo de esta empresa en España.
La información personal sigue siendo el primer objetivo de los delincuentes que operan en Internet. Un 90% de los ataques registrados en la red tiene como objetivo robar datos personales de los usuarios.
Su máximo objetivo, el 32%, es robar datos de las tarjetas de crédito de los internautas por un 19% que buscan la información confidencial de las cuentas bancarias.
"Las redes organizadas que roban estos datos pueden vender los datos de una tarjeta por un precio entre 0.06 y 30 dólares dependiendo de la rareza y el tipo de tarjeta, mientras que los datos de cuentas bancarias se venden en el mercado negro por 10 o 1.000 dólares dependiendo de la cantidad de dinero que pueda haber en la cuenta", dijo Ildefonso.
Un agujero en las redes sociales Las redes sociales se han convertido en un nuevo objetivo para los ciberdelincuentes, la cantidad de datos personales que los usuarios ofrecen, dependiendo de sus opciones de privacidad es "preocupante".
Este experto aseguró que es "tremendamente fácil" obtener datos personales a través de estas redes sociales y recomienda mirar bien las opciones de privacidad y qué tipo de información se comparte en ellas y a quién.
"Por 220 dólares (156 euros) se puede conseguir un 'kit' con hasta 100.000 direcciones de mensajería instantánea a las que atacar, con que un 1% caiga en la trampa el negocio puede ser rentable.", dijo Ildefonso. "O tenemos cuidado con la ingeniería social que hoy en día mueve Internet o puede acabar consumiéndonos", subrayó.