Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ciudadanos de EEUU no quieren que el Tío Sam fisgue en su ordenador

"El Gobierno (de EE. UU.) cada vez controla más Facebook, Twitter y el resto de redes sociales para investigar a evasores de impuestos, infractores de los derechos de autor y manifestantes políticos". Blanco sobre negro. Este aserto, con el que The New York Times arranca su editorial del pasado sábado, no deja lugar a dudas: la sociedad civil teme que sus dirigentes espíen su 'vida' digital.
El mismo 1 de diciembre, Electronic Frontier Foundation (EFF) demandó en un tribunal de San Francisco a una docena de departamentos (Defensa o la CIA, entre otros) por no informar sobre cómo, por qué y para qué rastrean este tipo de contenidos. Esta asociación civil asegura también que Washington investiga LinkedIn para localizar fugitivos o la popular red de microblogging para adelantarse a las protestas contra las cumbres del G-20.
Un caso tras otro
Aunque no está muy claro cómo el Tío Sam controla las redes sociales, los casos de espionaje han saltado a las portadas en los últimos meses. Según cuenta el rotativo neoyorquino, ya avisaba este verano de que los agentes del fisco rastreaban a los ciudadanos fraudulentos a través de MySpace y Facebook. The Wall Street Journal
Este mismo otoño, el FBI registró la casa de Nueva York de un hombre sospechoso de ayudar a coordinar las protestas contra la reunión del Grupo de los 20 en Pittsburgh. ¿Cómo se enteraron los federales? A través de Twitter, por supuesto.
En ocasiones, la autoridades llegan incluso a agazaparse esperando al infractor. Un fiscal del distrito de Massachusetts aseguró a que algunos policías creaban identidades falsas para investigar en Facebook. The Boston Globe
Gobiernos inversores
Estados Unidos no sólo se sirve de la Red para sus pesquisas, si no que también ha empezado a invertir en ella. De hecho, la CIA (a través de su compañía inversionista In-Q-Tel) invirtió fondos en Visible Technologies, según la prestigiosa revista Wired. Este movimiento podría facilitar a la agencia el control de blogs y redes sociales.