Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un alto directivo de Microsoft se burla del iPhone 4 y dice que es el Vista de Apple

El director general de operaciones deMicrosoft, Kevin Turner, se burló hoy del iPhone 4 por sus problemas de cobertura.telecinco.es
Las burlas se ceban con el iPhone 4. La última llega desde el director general de operaciones de Microsoft, Kevin Turner, que aludió a los problemas de cobertura del último teléfono inteligente de su rival Apple. "Parece que el iPhone 4 podría convertirse en su Vista", dijo el ejecutivo comparando el móvil con el fracasado sistema operativo de Windows que tantos quebraderos de cabeza trajo a Microsoft.
"Leí un titular sobre eso la semana pasada y la verdad es que me tuve que reír", afirmó el alto directivo de Microsoft durante la conferencia mundial de socios de la empresa que se clausuró este miércoles en Washington y a la que asistieron unas 14.000 personas.
Microsoft, que ha admitido haber llegado tarde al pujante sector de la telefonía inteligente, prepara la salida al mercado de su Windows Phone 7, un aparato que usará su sistema operativo Windows 7y con el que tratará de competir con el iPhone de Apple.
Turner, que confesó ser una persona enormemente competitiva no desaprovechó la oportunidad para lanzar unos cuantos dardos envenenados a su rival, al burlarse de los problemas de recepción del iPhone 4 y a las críticas que ha recibido desde su lanzamiento el pasado 24 de junio.
"Una de las cosas que quiero asegurarles es que podrán usar el Windows Phone 7 y no tendrán que preocuparse de cómo sujetarlo para realizar una llamada", afirmó Turner.
Sin embargo, no aludió a la retirada del mercado de los telefóno Kin, los smartphones con los que la multinacional de Bill Gates pretendía hacerse con un trozo de tarta del sector de la telefonía.
El móvil dirigido a un público adolescente que frecuentase redes sociales como Facebook tuvo una corta vida, al ser retirado seis semanas después de su salida al mercado, por el fracaso de ventas.