Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los bosques con diversidad de especies cumplen mejor sus funciones que los homogéneos, según un estudio

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), en colaboración con científicos de 29 instituciones europeas, han publicado en 'Nature Communications' un artículo en el que explican por qué los bosques europeos con diversidad de especies cumplen mejor sus funciones que los más homogéneos.
'Jack of all trades', o 'aprendiz de todo y maestro de nada', es el término que han acuñado y que explica por qué un bosque más diverso es multifuncional y capaz de suministrar muchos servicios al mismo tiempo.
Los expertos han explicado que los bosques de montaña aportan múltiples servicios tales como control de la erosión, regulación del ciclo hidrológico, provisión de agua y madera, uso recreativo, hábitat o para flora y fauna de gran valor, entre otros.
Además de ser el hábitat de miles de especies animales y vegetales, los bosques tienen muchas funciones: almacenar CO2, regular el clima, suministrar alimentos, producir madera o ser espacios recreativos a la vez que regeneran la flora son solo algunos de los servicios que prestan. La pérdida de biodiversidad que provoca la actividad humana puede reducir el bienestar de la propia especie porque deriva en la disminución de las funciones que ofrecen los ecosistemas boscosos.
"El efecto que hemos llamado 'Jack of all trades' que se produce en los bosques es parecido a lo que ocurre con los deportistas. La del decatlón es la disciplina deportiva que forma los atletas más completos, pero es una especialidad en la que no gana el que más corre o el que más salta sino el que lo hace todo con una media mejor, el más equilibrado y completo. En los bosques ocurre lo mismo, a la larga, funcionan mejor y ponen a nuestra disposición más servicios los ecosistemas multifuncionales que albergan muchas especies", ha explicado el investigador del MNCN Fernando Valladares.
Gracias a este estudio, los científicos han descubierto que la calidad de los servicios que provee un ecosistema no difiere mucho en función de la diversidad de especies, es decir, a la hora de medir la calidad del servicio da igual si hay muchas o pocas especies pero la diversidad de árboles si afecta al número de servicios que el bosque puede aportar. Frente a los bosques homogéneos, los que tienen árboles de muchas especies suministran casi todos los servicios en un nivel bueno pero no alto.
"La razón de que este efecto sea bueno para el bosque es que varias especies crean diferentes beneficios. Algunas aportan hábitats para los pájaros, otras retienen mejor la humedad y mejoran la salud del suelo, otras aportan buena madera. El resultado de mezclarlas se traduce en que los bosques diversos nos abastecen de muchos servicios", ha aclarado Valladares.
Los investigadores han usado simulaciones computacionales de ecosistemas que muestran que sería bueno que este efecto se expanda por los ecosistemas terrestres ya que promovpromover la biodiversidad asegurará que muchos ecosistemas sean capaces de proveer a un nivel moderado todos los servicios.