Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 72% de los niños españoles tiene algún dispositivo electrónico, según una encuesta

El 72 por ciento de los niños españoles tiene algún tipo de dispositivo electrónico, ya sea un ordenador de sobremesa, un portátil, un teléfono móvil ('smartphone' o no), un reproductor de música portátil (MP3 o MP4) o un 'tablet', entre otros, según el 'Estudio bq de hábitos de consumo tecnológico' de la compañía española BQ, que señala también que casi nueve de cada diez padres (87 por ciento) aseguran controlar el uso que sus hijos hacen de estos equipos.
La encuesta, que se ha llevado a cabo a nivel nacional con una muestra de 500 padres y madres de familia, apunta que entre los aparatos más populares para los menores se encuentran el ordenador (el 57,2 por ciento de los niños tiene uno), los teléfonos inteligentes o 'smartphones' (55,5 por ciento) y los 'tablet pc' (51,4 por ciento), seguidos de lejos por otros.
Además, de entre los que tienen un 'smartphone' (más de la mitad), el 49 por ciento no ha cumplido todavía los doce años, según indica el documento.
De hecho, el uso de los 'smartphones' entre este colectivo es principalmente para jugar (77,1 por ciento), ver vídeos (60,3 por ciento), hacer fotos (50,5 por ciento) o escuchar música (56,6 por ciento), mientras que solo el 52,8 por ciento lo utiliza para llamar.
Del mismo modo, el 48,8 por ciento hace uso de ellos para mandar mensajes instantáneos y el 41,4 para acceder a redes sociales.
En este sentido, pese a que solamente uno de cada diez padres afirma no controlar la utilización de aparatos electrónicos por parte de sus hijos, cerca del 30 por ciento no cree "conocerlo perfectamente". El 17,7 por ciento indica saberlo solo "más o menos" y el 15,8 por ciento reconoce "no saberlo".
Por ello, prácticamente la totalidad de los padres de estos niños consideran necesario implementar "mayor formación" en este ámbito desde los centros educativos. Únicamente el 1,7 por ciento de ellos cree que "no precisan de formación extra" y el 8,1 cree que esta "debería limitarse al ámbito doméstico".
A este respecto, el director general adjunto de la compañía responsable del estudio, Rodrigo del Pardo, ha recordado que "son los padres quienes deciden a qué edad comprar el primer 'smartphone' o 'tablet' a su hijo y cuándo y para qué puede utilizarlo".