Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los expertos advierten de que ver contenidos en 3D obliga a un mayor esfuerzo del cerebro

La nueva experiencia sensorial del 3D puede ser para algunos un fuerte dolor de cabeza.Por el esfuerzo adicional del cerebro que exige la tridimensionalidad de las imágenes los expertos de oftalmología estadounidense aconsejan examinarse la vista antes de someterse a las sesiones de cine o televisión.
Con una visión normal, cada ojo ve las cosas en un ángulo ligeramente diferente. "Cuando eso se procesa en el cerebro, crea la percepción de profundidad", dijo la doctora Deborah Friedman, profesora de oftalmología y neurología en el Centro Médico de la Universidad Rochester de Nueva York.
"La ilusión de que ves en tres dimensiones en el cine no está calibrada exactamente de la misma forma que lo están tus ojos y tu cerebro. Si tus ojos no están muy bien estarás lanzando un gran esfuerzo que tu cerebro tiene que procesar", explicó.
La creciente popularidad de películas en tres dimensiones, tras el éxito de 'Avatar', además de la inminente salida al mercado de televisores que incorporan la nueve tecnología han levantado la alerta en la comunidad científica.
Los contenidos 3D, si bien han convertido la experiencia del espectador en algo más cómodo y espectacular, para algunas personas con problemas en la vista, una sesión prolongada en 3D puede derivar en dolores de cabeza.
"Hay mucha gente con problemas oculares muy pequeños, por ejemplo un leve desequilibrio muscular, que bajo circunstancias normales el cerebro resuelve con naturalidad", dijo el doctor Michael Rosenberg, profesor de oftalmología en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern de Chicago.
"Eso se traduce en un mayor esfuerzo mental, lo que hace provoca dolores de cabeza", sostuvo Rosenberg en una entrevista.
Los expertos dicen que no existen estudios que evalúen la frecuencia de dolores de cabeza tras ver una película en 3D, pero Rick Heineman, portavoz de RealD, proveedor de equipos de 3D para los cines, dijo que las cefaleas y las náuseas eran las razones principales por las cuales la tecnología nunca había despegado.