Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fabricante de TV Sharp reducirá 2.000 empleos en Japón

El fabricante japonés de televisores Sharp ha ofrecido indemnizaciones por despido a 2.000 trabajadores en Japón. La compañía planea reducir su plantilla un 10 por ciento para reducir costes.
El incentivo estará disponible desde el 1 de noviembre y durante dos semanas más y se prevé que cueste 27.000 millones de yenes (unos 343,23 millones de euros) o cerca de 13,5 millones de yenes (132.075 euros)por trabajador, dijo la empresa en un comunicado el martes.
Sharp, que quiere reducir su plantilla en 5.000 personas, está recurriendo a sus primeros despidos en más de 60 años. La compañía tiene problemas para superar las pérdidas que le han dejado sin efectivo, por lo que depende para su financiación de sus principales bancos, Mizuho Financial Group y Mitsubishi UFJ Financial Group.
Al reducir el personal en Japón, las compañías a menudo se centran en empleados que tienen 55 años, a los que les falta cinco años para jubilarse, porque los paquetes de indemnización habitualmente se limitan a un año de salario. Para empleados en la cuarentena, el coste puede elevarse hasta tres veces su salario anual.
Además de los 2.000 empleados en Japón, 1.300 trabajadores dejaron Sharp después de que vendiera la mayor parte de su fábrica de paneles de TV en Sakai, en el oeste de Japón, a su socio taiwanés Hon Hai Precision Industries y otros inversores.
Otros 1.100 puestos se recortarán en el exterior antes del 31 de marzo, dijo la empresa.