Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fabricante Wileyfox llega a España con 'smartphones' Cyanogen

El fabricante británico de 'smartphones' Wileyfox ha llegado a España. Tras su lanzamiento en Reino Unido este mismo curso, la compañía busca conquistar el mercado español con terminales basados en el sistema operativo Cyanogen.
Buena prueba de su apuesta son los dos primeros terminales que Wileyfox pondrá a la venta en nuestro país, el Storm y el Swift. Ambos modelos contarán con procesadores Qualcomm Snapdragon y Cyanogen OS 12.1, que saldrán a la venta "próximamente" a un precio de 279 y 179 euros, respectivamente.
Ambos dispositivos se encuentran entre los más vendidos actualmente en Reino Unido a través de Amazon y, en el caso del Swift, fue elegido por la revista Forbes como el mejor Smartphone de 2015.
Los dos smartphones con los que Wileyfox se presenta en España destacan por su capacidad de personalización y una especial apuesta por la seguridad gracias a Cyanogen y la tecnología Qualcomm SecureMSM.
Basado en Android, el sistema operativo Cyanogen brinda a los usuarios la libertad de personalizar su experiencia móvil desde cero. Además, ofrece un control total de la privacidad sobre los datos compartidos en apps, la personalización completa de la interfaz del usuario y la eliminación de los programas de serie que incluyen los smartphones de otros fabricantes con Android.
En palabras del CEO de Wileyfox para la región EMEA, Nick Muir, el "cliente objetivo" de esta compañía "valora enormemente la seguridad y la fiabilidad. Se trata de personas con experiencia que no quieren que sus datos se muevan fuera de su control".
Los clientes potenciales de Wileyfox quieren, además, "tener la capacidad de cambiar la apariencia de su pantalla más allá de la imagen de fondo y del bloqueo de pantalla. Demandan accesos directos y gestos personalizados que sean más eficientes".