Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fabricante brasileño de aviones Embraer despedirá a cerca de 4.300 empleados

El fabricante brasileño de aviones Embraer anunció hoy que, como consecuencia de la crisis financiera internacional, hará un reajuste para reducir en un 20 por ciento su nómina de 21.362 empleados.
El reajuste equivale al despido de cerca de 4.300 empleados, principalmente de las áreas operacional, administrativa y directiva, según un comunicado divulgado por el cuarto mayor fabricante de aviones del mundo.
El recorte se extenderá tanto a las plantas de la empresa en Brasil (Sao José dos Campos, Gaviao Peixoto, Botucatu y França) como a las subsidiarias en China y Portugal.
La empresa, líder mundial en el mercado de aviones para vuelos regionales (hasta 120 lugares), atribuyó la decisión a la "crisis sin precedentes que afecta la economía global, en particular el sector de transporte aéreo", y que la obligó a efectuar una "revisión de su base de costos y de su efectivo de personal".
Según el fabricante, el recorte será necesario para adecuar la producción a la "nueva realidad de la demanda por aviones comerciales y ejecutivos".
La compañía explicó que, pese a tener sede en Brasil, depende fundamentalmente de la demanda externa y del desempeño de la economía global, ya que más del 90 por ciento de sus ingresos proceden de las exportaciones.
El sector menos afectado por el corte será el de ingeniería, ya que la empresa mantendrá estos técnicos vinculados a los actuales proyectos de desarrollo de nuevos productos y tecnologías.
El fabricante anunció igualmente que, ante la crisis, también decidió revisar hacia abajo sus previsiones para este año. La meta de la empresa es entregar en 2009 un total de 242 aeronaves por un precio de unos 5.500 millones de dólares.
Igualmente, ante la previsión de que los ingresos para este año serán menores a los esperados, revisó hacia abajo su previsión de inversiones para 2009 y la situó en 350 millones de dólares.
"Embraer manifiesta su profundo respeto a las persona que tendrán que dejar sus puestos en la empresa. Respeto por el trabajo que desarrollaron, por el tiempo de convivencia profesional y personal, y por el momento difícil que atraviesan", señaló el comunicado.
La compañía, que también produce aeronaves militares, tiene acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo y Nueva York.