Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La finalidad del e-book no es acabar con el libro tradicional"

"Cuando se pone un libro en la red se incrementa su venta en papel" , afirma Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España. Lejos de afectar a las ventas de libros los e-book ayudan a las editoriales porque "son circuitos complementarios", explica.
Desde la FGEE consideran que no es necesario defender el libro tradicional porque "la industria editorial realiza desde hace años libros en otros soportes distintos al papel", explica Ávila.
Además, tanto los editores como los promotores de libros digitales están de acuerdo en que el papel no corre peligro. El libro digital no acabará con el tradicional, "de la misma manera que la radio no terminó con la prensa, ni la televisión con la radio, todos los formatos sobrevivirán", afirma Ávila.
"El uso y aceptación del e-book está creciendo de manera exponencial", explica Francisco Rodríguez, Director Ejecutivo de Publidisa, "pero no tienen porque ser sustitutos del libro en papel".
"Coexistirán durante mucho tiempo"
Para el Director Ejecutivo de Publidisa, "seguramente coexistan durante muchos años para nuestro disfrute, igual que los cuadros no desaparecieron con la fotografía, ni las fotografías con las películas", afirma.
Las ventajas del libro digital van desde "la accesibilidad sin barreras geográficas a todo tipo de contenidos", afirma Francisco Rodríguez, pasando por "la inmediatez en su provisión. Además, el libro electrónico es más económico y respetuoso con el medio ambiente", explica Rodríguez.
"Una nueva forma de disfrutar de la lectura"
Para los más románticos, desde Sony aseguran que "la experiencia de la lectura resulta tan sencilla y absorbente con un lector digital que con un libro en papel", además, "su uso es realmente sencillo".
Pero el fabricante también deja claro que "Reader no tiene la finalidad de reemplazar al libro tradicional, sólo se trata de una nueva forma de disfrutar de la lectura". El libro tradicional no corre peligro, "el mercado de los libros es suficientemente extenso para que convivan ambos formatos", añaden en Sony.