Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un español, finalista del concurso de diseño de Electrolux gracias a un dispositivo que reduce el desperdicio de comida

El concurso internacional de diseño Electrolux Design Lab ha dado a conocer los nombres de los 8 finalistas de la edición 2013 entre los que se encuentra el español Francisco Barboza. El aragonés de 30 años ha conseguido llegar a esta etapa final con 'Kitchen Hub', un dispositivo inalámbrico ideado para reducir el desperdicio de comida y ayudar a los consumidores a llevar una alimentación más saludable.
El diseño tiene cuatro principales aplicaciones: un stock de comida que controla los alimentos disponibles en cada casa observando en todo momento su fecha de caducidad para evitar el desperdicio; un sistema que permite hacer la lista de la compra, mandarla a un smartphone y que automáticamente quede registrada en el dispositivo; un plato nutricional que sugiere una dieta personalizada; y, por último, recomendación de recetas según los ingredientes que hay en casa.
Este anillo-soporte inteligente está destinado para utilizarlo en la cocina, bien colgado junto a la nevera o en una superficie plana. Su creador explica que siempre le ha resultado "un quebradero de cabeza" controlar lo que tenía en la nevera, así como el momento de consumirlo. "Desgraciadamente, muchos alimentos se ponían malos y los tenía que tirar. Entre todos tenemos que poner nuestro granito de arena para evitar el alto desperdicio de comida que actualmente estamos haciendo", ha apostillado.
Después de estudiar Ingeniería Mecánica en la Universidad de Zaragoza (2001-2009) y de tener diferentes experiencias en este campo, Barboza decide dedicarse al diseño y en 2011 se marcha a Turín (Italia) a realizar un Máster especializado en IED. El próximo 16 de octubre en Estocolmo (Suecia) tendrá que presentar su diseños ante un jurado de profesionales de reconocido prestigio internacional.
Dicho panel de expertos analizará cada propuesta tomando en consideración su intuitivo diseño, las novedades que presenta y su aplicación respecto a las necesidades del consumidor, para fallar un primer premio consistente en seis meses de prácticas remuneradas en alguno de los Centros Internacionales de Diseño de Electrolux y 5.000 euros en metálico. También se fallará un segundo premio de 3.000 euros y un tercero de 2.000 euros.
Además, como novedad en esta undécima edición, se ha creado un galardón especial para el finalista favorito del público. El ganador obtendrá un premio de 1.000 euros en metálico. Desde hoy, 17 de septiembre, ya está abierto el proceso para votar a través de la web de Design Lab.
En la final, el candidato español tendrá que competir con otros siete diseños finalistas procedentes de Brasil, Colombia, Corea del Sur, Finlandia, Francia, Singapur y Suecia. Entre estas propuestas, destacan el '3F', una aspiradora cuya forma puede cambiar dependiendo de la función y el lugar que vaya a limpiar; el 'MAB', un sistema automático de limpieza que consta de cientos de mini-robots que irán recorriendo todas las áreas sucias de la casa; o 'ATOMUIM', una impresora 3D para niños que utiliza ingredientes moleculares para construir comida capa a capa.
El director de Diseño de Electrolux y Jefe del Jurado Thomas Johansson se ha mostrado "impresionado" por las candidaturas de este año. "Los conceptos presentados son sorprendentes e inspiradores. En muchos de ellos hemos visto que existe el deseo y la intención de hacer nuestros hogares más saludables en el futuro, enfocados a su vez en atender nuestras necesidades personales y las de los que nos rodean, haciéndonos la vida más agradable", ha sentenciado.