Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los fuegos que acosan a Google

El buscador tiene muchos frentes abiertos. Foto: Archivo.telecinco.es
A Google le crecen los enanos. Los enemigos del mayor buscador de Internet, se multiplican y, pese a todo, el gigante estadounidense, sigue creciendo. De hecho, aumentó sus ganancias en un 54% en 2009, con un beneficio neto en el 2009 de 6.520 millones de dólares y una facturación de 23.650 millones.
Pero ¿se aprovecha Google del trabajo de otros? El último en alzar la voz ha sido el presidente de Telefónica, César Alierta. "Los buscadores usan nuestras redes sin pagar nada. Eso va a cambiar", "no puede seguir así", afirmó el directivo. Esta reivindicación resume la vieja aspiración de las empresas proveedoras de Internet: cobrar a los distribuidores de contenidos por usar sus infraestructuras.
Por otro lado, Según las nuevas normas que propuso recientemente el gobierno de Silvio Berlusconi, YouTube necesitaría una licencia de televisión para operar en Italia.  el gobierno italiano va a hacer efectivos sus planes de exigir responsabilidad a los usuarios de YouTube por incumplimientos de copyright.
Esta misma empresa tuvo problemas con el buscador hace dos años. En 2008, la Justicia dio la razón a Telecinco y obligó al servicio a no ofrecer grabaciones cuya propiedad intelectual pertenezca a Gestevisión Telecinco en su canal de vídeos..
Además de estos problemas, el buscador ya ha tenido este año problemas con Algunos ataques al buscador son aún más directos, como los que Google sufrió en China, donde los 'crackers' han atacado en varias ocasiones al buscador y sus cuentas de correo de Gmail, lo que llevó al gigante de Internet a plantearse su presencia en el país asiático, donde además, debe transigir con la censura del gobierno chino. Associated Press y la censura de China. 
Los editores, en contra
Otro de los buques insignia de la firma, Google Books, un servicio que pretende que el usuario pudiera acceder al contenido de los cientos de miles de libros que el buscador ha escaneado, también ha sido objeto de polémica. 
En concreto, EEUU rechazó este proyecto de biblioteca online, que pretende lanzarse esta primavera con un fondo de 12 millones de libros. Los cambios que Google y la Sociedad de Autores hicieron a un plan para crear una biblioteca en Internet gigante fueron inadecuados porque no respondieron a las preocupaciones antimonopolio y de derechos de autor, dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos.
Este mismo mes, el buscador ya tuvo que retirar un centenar de obras francesas que había incluido sin autorización de la casa editora. La decisión judicial que obliga al recorte del catálogo podría además imponer una multa de unos 300.000 euros.
Los periódicos, en la misma línea, también han desenterrado el hacha de guerra. Sin ir más lejos el director general de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), Ignacio Benito, anunció que su asociación estaba estudiando querellarse contra Google, como ya han hecho los editores alemanes, italianos y belgas.
El influjo de Murdoch
El magnate de News Corp., el australiano Rudolph Murdoch, fue el primero en enfrentarse al gigante estadounidense. "El periodismo de calidad no es barato, y una industria que regala su producto está canibalizando su capacidad para hacer buen periodismo", declaró en agosto de 2009 .
Una de las primeras muestras de esta estrategia se vio en The Wall Street Journal, que hizo pública la intención de cobrar por acceder a sus contenidos.
Asimismo, Murdoch arremetió contra el gigante de las búsquedas de Internet, al plantear la posibilidad de retirar sus contenidos del servicio Google News .
De hecho, su buque insignia, The Financial Times, dijo que News Corp. planeaba una posible alianza de contenidos con Bing, el buscador de Microsoft.