Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de los fundadores de Apple dice que el "futuro" está en la Campus Party

El ingeniero estadounidense Steve Wozniak, uno de los fundadores de Apple, durante la conferencia magistral que ha ofrecido este mediodía y que supone la inauguración oficial de la decimocuarta edición de la Campus Party de Valencia. EFEtelecinco.es
El ingeniero estadounidense Steve Wozniak, uno de los fundadores de Apple, está convencido de que "el futuro" está en jóvenes como los que asisten a la Campus Party de Valencia y por ello le "encanta ser un campusero", una acreditada pieza más del engranaje de este núcleo tecnológico al que volverá, promete, "siempre que pueda".
Wozniak ha inaugurado la primera jornada oficial de la Campus Party con una conferencia en la que ha elogiado el talento de los jóvenes participantes en esta cita, donde bastantes empiezan ya a acusar el cansancio y la falta de sueño al final de una intensa etapa de juegos y trabajo en sus propios ordenadores.
"El futuro reside aquí", ha asegurado ante internautas, informáticos y jugadores virtuales que llenaban el auditorio del Museo de las Ciencias; en ellos ha reconocido "la motivación y el impulso" que tanto Steve Jobs como él tenían con su misma edad, poco antes de crear la empresa Apple Computer, en 1976.
El "entusiasmo" de Jobs, actual presidente de Apple, y las "habilidades técnicas" de Wozniak fueron "una buena combinación" para lograr el éxito y revolucionar el sector de la informática, pese a no tener dinero ni experiencia empresarial, ha recordado.
Grandes empresas de la actualidad como Google o Facebook han surgido de jóvenes "con grandes ideas" y que creen "en sí mismos", porque, a juicio de Wozniak, "el futuro estará siempre en lo que la gente joven hace y piensa".
Por ello, ha advertido de que "si el Gobierno español fuera inteligente vería que el futuro del país está en la Campus Party, y no en los grandes ejecutivos de las empresas".
"Espero que España desarrolle su propio Silicon Valley", ha manifestado el ingeniero, quien ha insistido en que "hay cosas más importantes que el dinero".
No en vano, el considerado creador del ordenador personal ha reconocido lo que le gusta poder asistir a citas como la Campus Party para compartir sus conocimientos con los jóvenes internautas, y que el éxito no le ha cambiado "tanto" su forma de pensar como a otras personas.
Treinta años atrás, Wozniak era como los "campuseros": "Mientras trabajara con ordenadores, estaría contento. No necesitábamos el éxito, éramos jóvenes idealistas haciendo algo bueno para el mundo. Lo más importante es hacer lo que te gusta".
"Eso -un campusero- es lo que yo era cuando era joven", y seguir siéndolo es todo un "honor" para él, incluso si ello implica dormir "en una tienda" de campaña, como en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y por ello ha solicitado tener su propia acreditación.
En cuanto al futuro del sector de la electrónica, ha pronosticado que el ordenador portátil y teléfonos como el de Apple (el iPhone) convivirán con "tabletas" fáciles de manejar como el iPad, e incluso "más ligeras", y los ordenadores reconocerán gestos sin necesidad de tocarlos y tendrán pantallas en tres dimensiones (3D).
Aunque ahora sólo colabora con Apple, reconoce que la empresa ha revolucionado el mercado de los "dispositivos electrónicos", pero también admite que "alguna vez" ha "hackeado" un iPhone.
Wozniak fue el encargado de realizar esta pasada medianoche la cuenta atrás para el encendido simbólico de la Campus Party, ya que los internautas llevaban ya doce horas conectados.
Los 3.400 "campuseros" comenzaron así una semana en la que la tecnología, y sobre todo los videojuegos, van a robarles muchas horas de sueño, al que algunos han sucumbido tras una larga noche a la luz de las pantallas de sus ordenadores.
Hamacas playeras, colchonetas e incluso camas hinchables han comenzado a invadir la carpa que apenas 24 horas antes estaba vacía, y donde sobrevivir sólo es posible si se echa una cabezada entre partida y partida.
La mayoría, sin embargo, parece no haber sucumbido al cansancio y se ha mantenido en sus puestos jugando, jaleando a sus compañeros y a las periodistas interesadas en entrevistarlos o acicalando sus ordenadores para el concurso de "modding" del sábado, el arte de personalizar o "tunear" ese objeto tan preciado para algunos como es su PC.