Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lentes de contacto que podrían hacer desaparecer a las pantallas de televisión

Con el propósito de lograr cambiar el hábito de consumo de contenidos audiovisuales en el usuario, la empresa Innovega ha presentado unas lentes de contacto que junto al software iOptik y el uso de unas gafas con un microproyector, permiten reproducir imágenes virtuales en alta definición en una experiencia similar a ver una televisión de 240 pulgadas desde una distancia de 3 metros.

Aunque parezca impensable que en un futuro puedan desaparecer las pantallas de televisión para dar paso a una nueva fórmula de entretenimiento en el mundo del consumo audiovisual, la realidad es que diversas compañías y empresas intentan con todos sus esfuerzos traer al mundo nuevas tecnologías que hagan posible pensar en el cambio.
Con este propósito, el grupo Innovega, que tiene su sede en Washington, EEUU, ha presentado en el CES de Las Vegas (la Feria Internacional de Consumo Electrónico) un innovador prototipo que consiste en unas lentes de contacto que permiten a aquel que las lleva puestas ver imágenes virtuales en alta definición. La experiencia que produce, tal y como manifiesta Steve Willey, presidente ejecutivo de Innovega, sería similar a ver una televisión de 240 pulgadas desde una distancia de 3 metros.
El revolucionario sistema permitiría además al usuario poder proyectar información digital como videoconferencias, mapas virtuales con indicaciones, y se integra también a la perfección con el uso de 'smarthpones' y dispositivos de juego portátiles.
El sistema, viene además acompañado de unas gafas dotadas únicamente de un microproyector, y aunque las lentillas se pueden llevar de forma independiente, solo funcionan cuando se emplean junto al software denominado iOptik y las citadas gafas.
Para lograr el correcto funcionamiento de esta forma proyección de realidad aumentada que puede utilizarse libremente mientras se está en movimiento, las lentillas están integradas con unos micro-filtros ópticos que desvían la luz emitida por las gafas hacia el centro de la pupila y persiguen el propósito de conseguir reproducir con precisión y gran calidad las imágenes procesadas virtualmente así como lograr que cuando no llevas las gafas puestas puedas ver con total normalidad el entorno.
Más allá, cuidando todos los detalles, desde la compañía Steve Willey explica que "la parte exterior de la lente se adapta a la prescripción del cliente" y cubre todas las necesidades de diámetro que aconseje el oftalmólogo.
De este modo, aunque el objetivo sea tan complejo como procurar crear un nuevo hábito de consumo en un tipo de cliente acostumbrado a ver el contenido audiovisual a través de otros medios y procedimientos que distan mucho del expuesto, Innovega pretende presentarse, no solo como una feroz competencia de las famosas 'Google Glasses' del 'gigante informático', sino también como un férreo representante del cambio hacia una nueva forma de ver televisión y disfrutar de los diversos contenidos digitales del panorama audiovisual.
Foto: Innovega-Inc / Timothy Hogan