Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

iPhone 5S e iOS 7 llevarán los videojuegos móviles al siguiente nivel

Apple ha renovado un año más su gama de dispositivos móviles y, también, su sistema operativo. La actualización del 'hardware' trae consigo mayor potencia y la de 'software' es más ambiciosa de lo habitual, con una nueva estética y funciones. Repasemos un poco las novedades para comprobar si podremos jugar más y, sobre todo, mejor.
Apple presentó el pasado martes 10 de septiembre sus nuevos móviles: iPhone 5S, su teléfono más potente hasta la fecha, e iPhone 5C, una versión del 5 con carcasa de policarbonato o, en otras palabras, de plástico. Ambos vendrán con iOS 7 preinstalado, la nueva versión del sistema operativo que lleva unos meses en pruebas y que trae consigo unas cuantas novedades.
Aunque los nuevos móviles no llegan al mercado hasta el 20 de septiembre -a algunos afortunados países; en España aún no tenemos fecha-, la nueva versión del sistema operativo (SO) ya está disponible desde este miércoles 18 para su descarga en los dispositivos móviles que sí están en las tiendas. No todos son compatibles y tendremos que esperar para ver si en los próximos días aparece algún tipo de problema de rendimiento, según el 'gadget'.
Son bastantes los dispositivos móviles de Apple compatibles con iOS 7; a saber: iPhone 4, iPhone 4S, iPhone 5, iPod Touch de 5ª generación, iPad 2, iPad con retina display e iPad mini.
La nueva versión de iOS tiene un renovado aspecto, con colores más vivos y texturas más planas; se dice que mucho más del gusto de Johnatan Ive, diseñador todopoderoso de Apple responsable de los diseños de iPhone e iPod, entre otros, tras el fallecimiento de Steve Jobs. Entre las novedades funcionales encontramos un centro de notificaciones más completo, la multitarea, nuevas voces para Siri o nuevos tonos de llamada y alarma.
Sin embargo, más allá de los cambios estéticos y de control o los dispositivos antiguos compatibles con él, su lanzamiento trae más "chicha" de la que interesa a los videojugadores. Por un lado, es el inicio de la cuenta atrás definitiva para el lanzamiento del iPhone 5S, en cuyas tripas encontraremos un nuevo chip que promete un nuevo salto en la calidad gráfica de los videojuegos para móviles; y, por otro, el SDK de iOS 7 ofrece una característica que podría venirle muy bien a los juegos en estos dispositivos: soporte para mandos.
Más allá de una curiosidad tan útil como que el iPhone 5S tenga un sensor biométrico que lee huellas dactilares y una nueva cámara veloz como el rayo con píxeles más grandes que, entre otras cosas, permite captar más luz, el móvil tiene un nuevo chip. El A7 es el primero para móviles del mundo en utilizar una arquitectura de 64 bits, aunque otros fabricantes como Samsung ya han anunciado que pronto se subirán al carro. Además, es el doble de rápido y, si echamos la vista atrás, el rendimiento de la CPU es 40 veces superior a la del primer iPhone.
Por último, pero no menos importante, el rendimiento gráfico se ha multiplicado, agárrense los machos, nada más y nada menos que por 56 desde la primera generación del teléfono que vio la luz en 2007. La nueva arquitectura permitirá también que la memoria de los terminales aumente hasta nada menos que unos teóricos 16 exabytes. Sin embargo, todo esto no significa que vayamos a ver aplicaciones mucho más potentes y rápidas en el iPhone 5S en sus primeros pasos.
700 MILLONES DE IOS, PERO NO TODOS IOS 7
Los desarrolladores tendrán que ir adaptando sus creaciones, siempre con un ojo puesto en poder llegar también a los anteriores modelos de iOS. No hay que perder de vista que el próximo mes, los dispositivos iOS vendidos superarán los 700 millones de unidades, nada más y nada menos, tal y como la propia compañía de Cupertino (California, EEUU) anunció durante la presentación de los nuevos iPhones. La cifra resulta impresionante para un único fabricante, teniendo en cuenta que se han activado 1.000 millones de dispositivos Android, un sistema operativo por el que apuestan todos los demás fabricantes, exceptuando a Nokia, ahora propiedad de Microsoft, con sus Lumia con Windows Phone.
Hasta dónde llegará el rendimiento gráfico de los videojuegos para iPhone 5S no lo podemos decir actualmente. Tan solo podemos fijarnos en la tercera entrega de Infinity Blade, que si bien sí que ha pegado un salto, seguramente no se acerque ni de lejos a lo que nos depararán los dispositivos de Apple dentro de un tiempo.
Sin embargo, sí que abre un futuro esperanzador en cuanto a lo que podremos ver en un futuro, a una más que posible convergencia de aplicaciones y juegos en dispositivos móviles y sobremesa o, quien sabe, una apuesta por Apple TV en el futuro como plataforma de videojuegos, con una nueva versión que utilice este chip o uno con la misma arquitectura, y acceso a su propia App Store. Mucho se ha rumoreado con que Apple TV termine por convertirse en la consola de Apple y quizá los últimos pasos dados avancen en esa dirección.
¿Qué nos haría falta para jugar, de verdad, en un televisor con este dispositivo? Pues un mando de control. Y, en ese sentido, Apple ha avanzado. Cuando presentó el nuevo SO en su conferencia para desarrolladores, anunció que el kit de desarrollo de software o SDK incorpora soporte para mandos de control.
Esto quiere decir que los desarrolladores cuentan con un estándar oficial de Apple para incorporar la opción de un mando y no apostar por alternativas -muy válidas, por otra parte- como iCade. Esto significará un notable añadido para los videojuegos en móviles y tablets; además, puede suponer un nuevo rumbo, quizá, para Apple TV, si la compañía se decide por fin a ampliar sus horizontes en un momento que se antoja idóneo.
El soporte para mandos integrado en iOS, por otro lado, se antoja ya muy necesario. En Android está disponible desde hace tiempo y cada vez son más y más los fabricantes que apuestan por lanzar mandos. Sin ir más lejos, Samsung lanzará antes de que termine 2013 su propio mando de control, el Gamepad. Además, dedicará un espacio dentro de su tienda de aplicaciones propia a los videojuegos compatibles, con lo que no sería extraño que este tipo de títulos sigan creciendo. En este sentido, no hay que olvidar que existen muchos dispositivos Android que se pueden conectar al televisor, por lo que cada vez la experiencia se acercará más y más a la de las consolas.
Apple no debe dormirse en los laureles en este terreno, el de los videojuegos móviles, que hasta ahora ha liderado. Y puede que no lo esté haciendo. Como vemos, todas estas mejoras e innovaciones que han llegado con el nuevo 'hardware' y el nuevo 'software' de Apple seguramente no tendrán un impacto inmediato en el rendimiento de los videojuegos para dispositivos iOS. Sin embargo, parece que, como bien dijo Apple al presentarlo, el iPhone 5S es su 'smartphone' más "pensado para el futuro". Esperemos que lo que nos traiga no haga otra cosa que mejorar la experiencia de videojuegos para móviles y la acerque más a la que disfrutamos en consolas.