Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria musical internacional embiste contra el Gobierno de Zapatero

La industria discográfica internacional ha presentado en Londres un informe demoledor sobre la situación española del negocio musical y sus problemas. La Federación Internacional de Productores Fonográficos (IFPI) ha acusado a España de ser la responsable de la "dramática caída que ha sufrido el sector" y de poseer el nivel más alto de descargas digitales en Europa. Según ha agrupación, el Gobierno español peca de una "apatía tolerada" y una falta de concienciación social, por lo que su actitud frente a este fenómeno es "decepcionante".
España, dice el informe anual de la IFPI, "tiene el peor problema de piratería entre los principales mercados de Europa", y una de las consecuencias es que "en 2009 ningún artista nuevo español ha figurado en las listas de los 50 álbumes más vendidos, en comparación con el año 2003, cuando figuraron 10 artistas".
En conjunto, "las ventas unitarias de álbumes de artistas españoles cayeron en torno al 65% entre 2004 y 2009", añade la IFPI, que indica en su informe que un 32% de los usuarios de Internet en España se descargan archivos, frente al 15% de la media de los países europeos.
Esto ha supuesto, según los datos de la industria, que "el mercado español haya caído en torno al 17% en 2009".
La actitud de Zapatero, "decepcionante"
Así, el presidente de la IFPI, John Kennedy, ha manifestado que la actitud del Gobierno español frente a este fenómeno es "decepcionante", pese a que el Ejecutivo hizo bandera de este asunto y el presidente José Luis Rodríguez Zapatero recibió hace seis años en La Moncloa a un grupo de artistas, a los que prometió medidas legislativas.
Pese a ello, según ha señalado Kennedy, "en los únicos momentos en que se han preocupado por mostrar disposición a impulsar leyes antipiratería es cuando van a tener reuniones con el Gobierno de Estados Unidos".
No obstante, el presidente de la IFPI ha destacado que "no se ha llegado aún al momento en que la situación sea insalvable" por lo que ha expresado su confianza en que España siga el camino de países como Francia, el Reino Unido, Nueva Zelanda y Suecia, y tome iniciativas legislativas que permitan "proteger los derechos musicales y evitar que los consumidores se vean autorizados a desmadrarse".
Igualmente de contundente se ha mostrado Rob Wells, vicepresidente de Estrategia Comercial de Warner Music International EMEA. Wells ha considerado que en las actuales circunstancias "España corre el riesgo de convertirse en un desierto cultural". Así, ha asegurado que "es una lástima que el Gobierno español no vea el daño que su inacción está causando, no sólo comercialmente, sino también en el terreno cultural". EPF