Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vida marina se recuperó rápidamente tras la extinción del Pérmico

Los reptiles invadieron rápidamente los mares poco después de que una extinción global acabase con la mayor parte de la vida en la Tierra, según investigadores de la Universidad de California, Davis.
El probable cambio climático global provocado por las erupciones volcánicas masivas aniquiló al 95 por ciento de todas las especies hace 250 millones de años, al final del período Pérmico. Pero los reptiles terrestres colonizaron el océano en sólo 3,35 millones de años al comienzo del Triásico, una rápida recuperación en el tiempo geológico, según el estudio publicado en 'Scientific Reports'.
La investigación dirigida por Wanlu Fue Fu, se centró en el análisis de fósiles y muestras de rocas obtenidas en el yacimiento de Majiashan, en Chaohu, sur de China.
Los más antiguos fósiles de reptiles marinos aparecieron hace 248,81 millones de años, de acuerdo con el estudio. Estos reptiles marinos pioneros incluyeron a los ictiosaurios y sauropterygians, animales similares a los delfines, que pasaron a dominar los mares mesozoicos durante la era de los dinosaurios.
En el mismo momento, se produjeron importantes cambios en la química del océano y el ciclo del carbono, según estos investigadores. La mezcla vertical de las aguas oceánicas se había detenido durante o poco después de la extinción en masa, causando el agotamiento generalizado de oxígeno en los océanos. Los isótopos de carbono en las capas de rocas de Majiashan sugieren que los reptiles marinos más antiguos aparecieron después del retorno de la circulación oceánica saludable, que pudo haber inducido la recuperación de los ecosistemas, según un comunicado de la Universidad. Las rocas registraron una mezcla más vigorosa de las aguas oceánicas, con aguas ricas en nutrientes en superficie que alimentaron a pequeños organismos en la parte inferior de la cadena alimenticia del océano.
"Atribuimos la recuperación biótica y el inicio de un nuevo ecosistema marino a la recomposición final de esta estratificación del océano y a la vuelta a un océano oxigenado", dijo Isabel Montañez, coautora del estudio.
Los isótopos de carbono variaron en la escala de tiempo de 405.000 años y 100.000 años, informa el estudio. Estos ciclos de carbono corresponde a la excentricidad orbital de la Tierra, que se alterna entre más circular y más elíptica. Estas oscilaciones orbitales proporcionaron un medio para datar la aparición de los reptiles marinos mesozoicos.