Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo de la música pide al Gobierno frenar las descargas ilegales

Cantantes como Chenoa (2i), Rosario (2d), David de María (i) y Antonio Carmona, entre otros, durante el acto organizado por la Asociación de Productores de Música de España (Promusicae), se han movilizado contra las descargas ilegales este martes en Madrid. Foto EFEtelecinco.es
Movilización del mundo de la música contra la piratería. Unas trescientas personas, entre las que se encontraban músicos y cantantes conocidos, productores, distribuidores de la industria discográfica se han manifestado ante el Ministerio de Industria para exigir acabar con las descargas ilegales en Internet.
En un pequeño escenario que se montó a primeras horas de la mañana frente al Ministerio de Industria, en la madrileña plaza de Cuzco, artistas como Rosario, Antonio Carmona, Luis Eduardo Aute, Loquillo, David de María, Tamara, Conchita o Chenoa han gritado que la música es cultura, pero también empleo.
Ese ha sido el eslogan que han elegido para sus pancartas y que han coreado intensamente cuando el ministro accedió a recibir a un grupo de representantes, formado por  'Loquillo' , Luis Eduardo Aute  y por los presidentes de Sony Music, Carlos López, de la asociación de Productores de Música de España (Promusicae), Antonio Guisasola.
Según han explicado tras entregar al ministro una copia del manifiesto que han firmado más de 2.000 artistas españoles, Sebastián se ha mostrado "receptivo".
"Ha quedado claro que el control de la piratería comercial no nos sirve -ha dicho Guisasola- y se ha comprometido a dar una respuesta de aquí a final de año", (que también es el plazo que se ha marcado la Comisión Interministerial contra la piratería para hacer públicos los resultados de sus trabajos).
Se trata de la primera vez que discográficas, productores, mánagers, artistas que viven de la música se rebelan juntos, porque "el tema es ya urgente".
"Les hemos pedido que lo enfoquen como es en realidad y que no se busquen atajos sino medidas valientes, que no nos basta con atacar a las páginas web como objetivo prioritario, que necesitamos que se prohíban las descargas 'peer to peer' (P2P o usuario a usuario)", ha resumido Guisasola.
Según Guisasola, el 70 por ciento de las descargas ilegales de música en España se producen por este sistema, "más del doble que en la Unión Europea" y la solución que ofrece el Gobierno es una respuesta "mutilada" que sólo afecta al 30 por ciento del problema y, por tanto, no les sirve.
Guisasola reconoce que hay que mejorar la oferta legal y tener alternativas al consumo ilegal, pero ha indicado que también debe existir una repulsa social porque "no puede ser que cualquier tienda legal esté al mismo nivel que eMule".
Por su parte, Emilio Santamaría, presidente de Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE), que la industria discográfica ha perdido un 40 por ciento de sus empleos: "estamos hartos de ver cómo desaparecen estudios de grabación y miles de técnicos, de estructuras, de luz, de sonido (...) somos más de 100.000 personas a las que no se nos da importancia, es momento de hacernos oír", ha dicho.
"Esto es el principio", ha dicho el veterano Aute, y la cantante Rosario Flores también ha reclamado atención: "llevamos seis o siete años de crisis y ya nos ahogamos". "Somos muchas familias las que vivimos de la música y los artistas, todos, también los curritos, representamos a España por los países", ha afirmado la artista, quien también protesta porque "dejamos crecer a la gente joven con la filosofía de que la música no se paga, y se paga, como se paga todo".