Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El núcleo terrestre es 2,5 años más joven que la corteza, según un estudio

Investigadores en Dinamarca han calculado la edad relativa de la superficie de la Tierra en comparación con la de su núcleo, y han determinado que el núcleo es 2,5 años más joven.
En un artículo publicado en el 'European Journal of Physics', U. Uggerhoj R. Mikkelsen, de la Universidad de Aarhus, y J. Faye de la Universidad de Copenhague, describen las matemáticas involucradas en sus investigaciones y sus llamativos resultados.
Durante una de sus famosas conferencias en Caltech en la década de 1960, Richard Feynman comentó que debido a la dilatación del tiempo, el núcleo de la Tierra es más joven que las corteza, --una diferencia que él establecía en un día o dos--.
Desde entonces, los físicos han aceptado la noción de que el cuerpo central terrestre es más joven que la superficie en la cantidad de tiempo sugerida por Feynman, sin comprobar los cálculos.
La relatividad general sugiere que objetos realmente grandes, como los planetas y las estrellas, en realidad deforman el tejido del espacio-tiempo, lo que resulta en una fuerza gravitacional capaz de ralentizar el tiempo. Por lo tanto, un objeto más cerca del centro de la Tierra sentiría un fuerte tirón: un reloj situado cerca del núcleo correría más lento que otro colocado en la superficie. Esto significa que el agrupamiento de material que compone el núcleo es realmente más joven que el material que conforma el corteza.
Esto parece contrario a nuestro sentido de la razón. Tales rarezas han sido dadas por sentado durante mucho tiempo en la física, así como el grado de diferencia horaria estimado por Feynman. En este nuevo estudio, el trío de investigación aplicó las matemáticas para descubrir el número real implicado. Encontraron que en el transcurso de la historia de 4.500 millones de años de nuestro planeta, la fuerza de la gravedad hace que el núcleo sea aproximadamente 2,5 años más joven que la corteza, ignorando los procesos geológicos por supuesto.
Los resultados obtenidos por el equipo no sólo sirven como un ejemplo del efecto de la gravedad a través del tiempo, sino de los problemas que surgen cuando los científicos pueden tomar las palabras de colegas famosos por su valor nominal, simplemente debido a su prestigio. Nadie debería estar por encima de revisión, afirman.