Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El planeta enano Haumea carece de las pequeñas lunas teorizadas

Haumea, un planeta enano en el borde del Sistema Solar no tiene el mismo tipo de lunas que su conocido primo Plutón, según un nuevo estudio. Esto es a pesar de la evidencia original que sugería que ambos formaron en impactos gigantes similares y añade misterio al enigma de cómo se formaron estos cuerpos helados.
Haumea tiene dos satélites conocidos, una inusualmente alta tasa de rotación y es también el "padre" de una gran familia de cuerpos helados del sistema solar exterior que debieron ser trozos de su superficie, pero que ahora giran alrededor del Sol por su propia cuenta. Estas características únicas son indicativas de una antigua colisión y hacen de Haumea uno de los objetos más interesantes en el Cinturón de Kuiper, dijo Darin Ragozzine, profesor asistente de Física y Ciencias Espaciales en el Instituto de Tecnología de Florida y primer autor del estudio.
Plutón y Haumea son los únicos cuerpos del sistema exterior con más de una luna. Plutón cuenta con la muy grande Caronte y cuatro lunas diminutas. Los otros planetas enanos con nombre propio del Cinturón de Kuiper, Eris y Makemake, tienen una mediana y pequeña luna, respectivamente. La luna de Makemake fue descubierta en abril.
Pero más allá de sus dos satélites de tamaño medio conocidos, Haumea no parecen tener pequeñas lunas heladas, similares a las de Plutón. "Aunque hemos sabido de las lunas de Plutón y de Haumea durante años, ahora sabemos que Haumea no comparte con Plutón el tener diminutas lunas, aumentando nuestra comprensión de este intrigante objeto", dijo Ragozzine.
Las observaciones también parecen dar a entender que, a pesar de algunas similitudes, los sistemas de satélites de los planetas enanos helados tenían diferentes vías para acceder a su formación. Incluso con el nuevo resultado, Ragozzine hace hincapié en que ambos sistemas de lunas, de Plutón y Haumea, tiene a la comunidad científica planetaria perpleja. "No hay una hipótesis de formación auto-consistente para ese conjunto de satélites."
Las observaciones Haumea se hicieron con el telescopio espacial Hubble, que se centran en una secuencia consecutiva de diez órbitas en 2010. La búsqueda de lunas adicionales alrededor de Haumea se basó en una novedosa técnica denominada método "no lineal de desplazamiento y acumulación", un enfoque que puede ser útil para otras búsquedas de satélites o para detectar objetos aún desconocidos del Cinturón de Kuiper.