Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las poblaciones subsaharianas son resultado de mezclas de ADN ocurridas en los últimos 4.000 años

Investigadores de la Universidad de Oxford han revelado que las estirpes genéticas de muchas de las poblaciones del África subsahariana son el resultado de mezclas históricas de ADN durante los últimos 4.000 años.
Este trabajo, que se publicará en 'eLife', ha descubierto firmas de estos eventos de mezcla a través de un amplio análisis del ADN de las poblaciones de todo el continente. El descubrimiento proporciona una base para la reciente historia genética del continente, lo que podría ayudar a los futuros estudios de las enfermedades transmisibles e infecciosas, como la malaria.
Mientras se ha demostrado la existencia de mezclas en otras regiones del mundo, este nuevo análisis ha permitido al equipo caracterizar los eventos ocurridos en el África subsahariana y a un nivel de detalle sin precedentes.
"Es desconocido lo que los movimientos importantes de personas generan en las poblaciones de este continente hoy en día", ha explicado el autor principal del estudio, George Busby, genetista en el Centro Wellcome Trust. "En cuanto a la comparación y las diferencias en los genomas de personas vivas, puede ayudar a comprender mejor y reconstruir las interacciones históricas de sus antepasados", ha añadido.
El equipo utilizó el análisis de ADN para caracterizar la estructura de la diversidad genética y el flujo de genes --la transferencia de genes entre poblaciones diferentes-- en una colección de 48 grupos del África subsahariana. Los datos utilizados para estos análisis fueron extraídos de varias fuentes, incluyendo un subconjunto de las muestras recogidas para un estudio de la susceptibilidad de la malaria.
Gracias a esta investigación se ha descubierto que la mayoría de las poblaciones subsaharianas comparten ascendencia con grupos de fuera de su región geográfica actual, como resultado del flujo de genes dentro de los últimos 4.000 años. Los enfoques utilizados por el equipo estaban sintonizados en particular a la captación de señales de mezcla en esta escala de tiempo.
LA EXPANSIÓN BANTÚ
"Nuestra investigación proporciona una prueba genética de que la difusión de las lenguas bantúes y la tecnología agrícola del oeste de África central, conocida como la expansión bantú, probablemente estaba acompañada de personas que se trasladaron desde Camerún hasta el sur y el este, dentro de los últimos 2.500 años", ha explicado el investigador.
Del mismo modo, ha revelado que las poblaciones costeras de África occidental, oriental y meridional experimentaron pequeños flujos de genes euroasiáticos como resultado de diferentes eventos durante los últimos 3.000 años ".
Busby ha apuntado que esta investigación será relevante para futuros estudios de epidemiología, cuyo objetivo es descubrir nuevas relaciones entre los genes, el medio ambiente y las enfermedades. "Un importante paso a dar será el de mirar las consecuencias de este flujo de genes y preguntarse si ha contribuido a la difusión de las mutaciones beneficiosas o perjudiciales en todo el continente", ha concluido.