Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo podemos desaparecer de la Red?

Cada día se suben a la Red millones de archivos personales, tales como fotos o vídeos. Los usuarios cada vez con mayor asiduidad exponen en Internet aspectos de su vida que dejan de ser privados en el momento en el que se comparten con otros internautas. Pero en esta realidad, y con el debate de la privacidad y la protección de datos en la Red de fondo, hay que prestar especial atención a la problemática que supone el querer borrar datos en Internet.
Según los expertos, lo idóneo es acudir a las webs que albergan nuestros datos para pedirles que nos eliminen de la Red.
Así, y según ha explicado la portavoz de Google, Bárbara Navarro, "para que de una manera rápida y eficiente se eliminen los datos que el usuario no quiere que aparezcan se debe acudir al webmaster de la página para solicitarle personalmente dicha retirada".
A menudo, los usuarios no saben que sus datos personales pasan a lo que los expertos llaman "aguas internacionales de datos".
Un ejemplo podría ser el intercambio de objetos a través de Ebay. En estos casos, los datos de los internautas, incluidos los números de las tarjetas de crédito, pasan a ser una maraña de conexiones que hacen difícil saber dónde se encuentra exactamente la información personal en la Red.
Así, en ocasiones, la guerra por eliminar los datos personales se complica. En este sentido, Julián Valero, de la Asociación Profesional de Privacidad, ha asegurado que "en muchos casos, los usuarios se ven abocados a tener que recurrir ante órganos judiciales que están en otros estados".
Y esto es así porque en el mundo no existe una legislación homogénea sobre la trasmisión de datos en la Red.
Por todo, lo más razonable para evitar problemas futuros es tener un mayor cuidado a la hora de subir archivos y contenidos al universo digital. EPF