Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Microsoft a 'huevazos' en Budapest

Ballmer, que acababa de empezar su intervención, tuvo que guarecerse detrás del estrado para protegerse de su agresor que, al grito de "Microsoft devuelva el dinero de los contribuyentes", protestaba contra el reciente acuerdo firmado entre esa empresa informática y el gobierno húngaro.
El Consejo de Fomento Comunitario de Hungría y el gobierno magiar habían anunciado que impulsarán el llamado programa "Titán", para el fomento de la sociedad de información, que contará con unos fondos de 40 millones de euros. El objetivo de este programa, que se realizará entre 2009 y 2012, es que de él se beneficien 10.000 especialistas en informática y "cientos de miles de trabajadores".
En España, el recibimiento que se le dio a Ballmer fue muy distinto. El presidente de Microsoft firmó acuerdos con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y almorzó con la prensa para explicar los objetivos de futuro de su empresa.  CGS