Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las reglas de oro para no correr riesgos al conectarse a Internet con el móvil

El robo de información y la usurpación de identidad, son los principales riesgos que corren los usuarios que se conectan a Internet y especialmentes a las redes sociales, a través del móvil. Lo dice la Agencia Europea de Seguridad que presentó las  "reglas de oro" para evitar a los internautas los malos ratos que pueden hacerle pasar los ciberdelincuentes. Entre los más importantes, subrayan la importancia de no subir fotos o datos sensibles y no aceptar invitaciones de 'amigos' desconocidos.
Dentro de su informe 'Online as soon as it happens', la agencia advierte del "crecimiento extraordinario" de las Redes sociales con 65 millones de usuarios que se conectan a Facebook desde sus móviles.
Esta velocidad de crecimiento no siempre va aparejada con un conocimiento del medio, lo que lleva a muchos a cometer ingenuidades que después podrían salirle caras. La agencia Europea de Seguridad de la Redes y de la Información (ENISA, por sus siglas en inglés)señala que "muchos" de estos nuevos usuarios "no son conscientes de los riesgos y peligros que afectan a la privacidad, y las amenazas relacionadas con el uso inadecuado de la información" que publican en estos canales.
Entre las reglas prácticas que sugieren está el no olvidarse de desconectarse de la red social cuando se haya acabado de escribir; no permitir que la red social recuerde su contraseña de entrada, no mezclar los contactos empresariales con las amistades.
En caso de la pérdida o el robo de un teléfono que contenga contactos, imágenes o datos personales en su memoria el propietario debe informar inmediatamente a las autoridades correspondiente.
Asismismo, aconseja configurar correctamente el nivel de seguridad del perfil y comprobarlo periódicamente.
El ente europeo además, recomienda pensar con sentido común qué información se publica en la red y nunca subir fotos o datos "sensibles".
También, aconseja utilizar un seudónimo en lugar del nombre real, no aceptar invitaciones de personas a las que no se conozca.
Entre los más obvios, pero no menos importantes por los casos que ya han ocurrido, la agencia advierte de no publicar el correo electrónica de la empresa en la que se trabaja y no hablar mal del trabajo en una red social, porque puede afectar a la carrera profesional e incluso provocar el despido.