Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El octavo y noveno satélite del GPS europeo ya transmiten mensajes de navegación

El octavo y noveno satélite de la constelación Galileo, el GPS europeo, han comenzado a transmitir información, según ha informado la Agencia Espacial Europea (ESA).
Los aparatos, lanzados el 11 de septiembre de 2015, han alcanzado sus respectivas posiciones orbitales y han comenzado un riguroso proceso de comprobación en órbita de las cargas útiles de navegación y de los transpondedores de búsqueda y salvamento, con el fin de verificar que sus prestaciones cumplían con los requisitos necesarios para formar parte del sistema Galileo.
Las señales de estos dos satélites fueron analizadas desde el centro Redu de la ESA en Bélgica, que dispone de una antena de 20 metros de diámetro capaz de estudiar la forma de las señales de radiofrecuencia con un alto grado de precisión. Además de verificar que los satélites estaban funcionando según lo previsto, la campaña de ensayos también confirmó que podían comunicarse adecuadamente con el segmento de tierra del sistema Galileo.
La ESA ha indicado que estos ensayos fueron coordinados por los Centros de Control de Galileo en Oberpfaffenhofen (Alemania), desde donde se envían comandos y se controlan los satélites, así como en Fucino (Italia), desde donde se supervisa la transmisión de los mensajes de navegación a los usuarios.
"Desde el punto de vista de los ensayos en órbita, este es el primer lanzamiento recurrente de satélites de la fase de Capacidad Plena de Operaciones de Galileo", ha comentado Christian Lezy, supervisor de la campaña de análisis de las señales en Redu. "Todos los ensayos se llevaron a cabo sin interrupciones, en paralelo con las operaciones rutinarias del resto de la flota", ha señalado.
El equipo de operaciones, liderado por SpaceOpal GmbH, completó la campaña de ensayos varios días antes de lo previsto, haciendo posible que los satélites empezasen a transmitir señales de navegación válidas el pasado día 29 de enero.
FUTURAS MISIONES
Los satélites Galileo 11 y 12, lanzados el 17 de diciembre del año pasado, están siendo sometidos a su propia campaña de ensayos en órbita. El control de estos satélites fue transferido desde las instalaciones de la agencia espacial francesa (CNES) en Toulouse al Centro de Control de Oberpfaffenhofen durante las navidades, en cuanto se completó la 'Fase de Lanzamiento y Operaciones Iniciales'.
También se han completado las maniobras de 'puesta en servicio de la plataforma, frenado de la deriva y ajuste de la posición' de estos satélites, situándolos en sus órbitas de trabajo mientras continúa la activación de sus cargas útiles.
Por su parte, los satélites Galileo 13 y 14 han superado con éxito todos los ensayos previos al vuelo en el centro de ensayos ESTEC de la ESA en Noordwijk, Países Bajos, y se encuentran almacenados a la espera de su lanzamiento.
Esta constelación contará con 24 satélites repartidos en tres planos orbitales, con dos satélites de reserva activos en cada plano, preparados para entrar en servicio en caso de que fallase uno de los principales.