Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El código secreto soviético de la Guerra Fría no es impenetrable

El sistema de cifrado VIC, utilizado por la Unión Soviética a principios de la década de 1950, y conocido por su impenetrabilidad, puede no ser tan imposible de descifrar como se había asumido.
De acuerdo con un artículo publicado en Cryptologia, craquear el tristemente célebre código de cifrado VIC soviético es posible si uno entiende el algoritmo de cifrado. Si no se conoce el algoritmo, de acuerdo con el autor del artículo, Jozef Kollar, el cifrado de hecho hace honor a su reputación, y se convierte en casi imposible de descifrar.
El código voiético VIC, utilizado inicialmente por el espía soviético Reino Hayhanen, se cree que es uno de los sistemas manuales de cifrado de su tiempo. Cuando el FBI de Estados Unidos se dio cuenta de su existencia, los intentos de descifrado tuvieron poco éxito. De acuerdo con Kollar, el FBI no fue capaz de descifrar el código hasta que Hayhanen mismo se lo pasó a los Estados Unidos en 1957.
Sin embargo, Kollar afirma que el código "consiste en una sustitución del tablero de ajedrez seguido de dos transposiciones," y "craquear tal sustitución por sí sola no es mucho más difícil que romper una sustitución monoalfabética simple."
El agente Hayhanen utilizó cinco partes diferentes en su sistema de cifrado, los cuatro primeros siguieron patrones consistentes y el último fue al azar. Para romper estas piezas, se debe seguir una secuencia específica (que incluye datos personales de Hayhanen, una contraseña específica, y la fecha de la victoria soviética sobre Japón), y tres permutaciones específicas. Kollar describe los pasos precisos para el descifrado en su artículo.
En última instancia, parece que el sistema de cifrado VIC, conocida por su impenetrabilidad y dificultad, no resulta tan imposible de descifrar como se creyó inicialmente. Mientras uno conozca el algoritmo de cifrado, este conocido sistema de cifrado podría de hecho ser solucionable, y uno de los misterios más grandes de su tiempo, finalmente podría ser penetrado.