Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sonda solar "Ulysses" concluirá mañana su misión tras casi 19 años

La misión fue un proyecto conjunto de la agencia europea y la agencia espacial estadounidense NASA. EFE/Archivotelecinco.es
La sonda europeo-estadounidense "Ulysses" concluirá mañana una misión que ha durado casi 19 años, en la que ha realizado tres circunnavegaciones sobre las regiones polares del Sol, informa la NASA
El artefacto, enviado al espacio el 6 de octubre de 1990 desde el transbordador "Discovery", usó como trampolín la fuerza de gravedad de Júpiter y exploró por primera vez las regiones sobre los polos solares.
Ahora, con 18 años, 8 meses y 24 días en su haber (6.842 días en total), es la nave espacial más longeva en las operaciones de la Agencia Espacial Europea.
Mañana, un año después de la fecha programada originalmente para el término de la misión, a las 11.20 GMT los controles de "Ulysses" orientarán el artefacto hacia la Tierra.
Esto permitirá la mayor capacidad de descarga de mensajes hacia la Estación de rastreo de Madrid, la última que tendrá contacto con la sonda antes de que sea desconectada.
Entre los numerosos avances científicos obtenidos con la ayuda de "Ulysses", la misión mostró que el campo magnético del Sol se expande hacia el sistema planetario de una manera más complicada que lo que se creía anteriormente.
Las partículas expelidas por el Sol desde latitudes bajas pueden subir a latitudes altas y viceversa, e incluso llegan a los planetas.
Esto significa que las regiones del Sol que antes no se consideraban como posibles fuentes de partículas peligrosas para los astronautas y los satélites, ahora deben tomarse en cuenta y hay que vigilarlas cuidadosamente.
Una vez que el "Discovery" llevó el artefacto a una órbita baja de la Tierra, una combinación de cohetes de combustible sólido envió a "Ulysses" hacia Júpiter. La sonda se aproximó al planeta mayor del sistema solar el 8 de febrero de 1992 y la gravedad de Júpiter sirvió de trampolín para colocarla en una órbita elíptica del Sol.
La misión fue un proyecto conjunto de la agencia europea y la agencia espacial estadounidense NASA. El récord anterior de operación de un artefacto espacial en la agencia europea lo tenía la misión del Explorador Internacional Ultravioleta, que duró 6.822 días.
La NASA tiene en sus libros misiones más prolongadas, como los "Pioneer" 10 y 11, con 9.141 y 8.192 días, respectivamente, y los "Voyager" 1 y 2, con 11.621 y 11.637 días, respectivamente, hasta ahora, y que continúan en operación.
Hace un año, la fuente de energía de la "Ulysses" se había debilitado al punto en que los técnicos creyeron que las bajas temperaturas congelarían los tubos de combustible y el artefacto quedaría fuera de control.
Esto no ocurrió y los expertos notaron que podían mantener el combustible fluido y en circulación si efectuaban un breve encendido de los motores de propulsión cada dos horas.
Pero, a medida que "Ulysses" se ha alejado de la Tierra se han deteriorado las comunicaciones y la NASA y la agencia europea decidieron que no se justifica el costo de mantener el artefacto en operación.
Después que se apaguen las comunicaciones, "Ulysses" seguirá orbitando al Sol en una gran elipse convirtiéndose, de hecho, en un cometa de fabricación humana.