Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tecnología del futuro: flexible y ultraligera

La compañía también ha aplicado esta tecnología a otros productos como eBooks o reproductores de música que se adaptarían a la perfección a la muñeca.
La calidad de imagen es buena, pero todos estos prototipos (que por el momento están lejos del mercado) tendrán que superar los obstáculos que todavía supone la tecnología OLED. Principalmente, su corto tiempo de vida, debido a la rápida degradación de los materiales, y el caro proceso de fabricación.
Mitsubishi también ha apostado por la tecnología OLED en uno de los productos más grandes de la feria: una pantalla de televisión de 155 pulgadas. Pero este no es su límite de tamaño, ya que la empresa asegura que puede hacerla tan grande como el cliente desee.
Esto se puede conseguir gracias a que la pantalla está compuesta por pequeñas piezas que se unen aumentando su tamaño todo lo que se quiera. Además, se pueden adaptar a superficies curvas por la flexibilidad del material. Todo esto la hace idónea para el sector de la publicidad, más que para un usuario común.