Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El telescopio que verá el inicio del Universo ya tiene espejo primario

La NASA ha colocado el último de los 18 fragmentos del espejo primario del telescopio espacial James Webb, el más grande y potente de la historia, en el Centro de Vuelo Espacial Goddard.
"Los científicos e ingenieros han estado trabajando sin descanso para instalar estos increíbles espejos, casi perfectos, que se centrarán en recoger la luz de los reinos previamente ocultos de atmósferas planetarias, las regiones de formación de estrellas y los inicios del universo", dijo John Grunsfeld, administrador asociado de Misiones Científicas de la NASA Dirección en Washington. "Con los espejos finalmente completos, estamos un paso más cerca de estas observaciones audaces que desentrañarán los misterios del Universo."
Cada uno de los segmentos de espejo en forma de hexágono miden poco más de 1.3 metros de ancho - aproximadamente del tamaño de una mesa de café - y pesan aproximadamente 40 kilos. Una vez en el espacio y en pleno funcionamiento, los 18 segmentos del espejo primario trabajarán juntos como un espejo de 6,5 metros de diámetro.
"Completar el montaje del espejo primario es un hito muy importante y la culminación de más de una década de diseño, fabricación, pruebas y ahora el montaje del sistema espejo primario", dijo Lee Feinberg, administrador de elementos del telescopio óptico en Goddard.
Ahora queda por instalar el resto de la óptica del telescopio
y la realización de pruebas en todos los componentes para asegurarse de que el telescopio puede soportar el lanzamiento de un cohete.
El corazón del telescopio será el Integrated Science Instrument Module.
El telescopio espacial James Webb es el sucesor científica al telescopio espacial Hubble de la NASA. Será el más potente telescopio espacial jamás construido. Webb estudiará muchas fases de la historia de nuestro universo, incluyendo la formación de sistemas solares capaces de soportar la vida en planetas similares a la Tierra, así como la evolución de nuestro propio sistema solar.
Su lanzamiento está fijado para 2018 a bordo de un cohete Ariane V desde la Guayana Francesa. La ESA y la agencia espacial canadiense trabajan también en el proyecto.