Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una tormenta de meteoritos amenaza a la Estación Internacional

Los astrónomos de la Nasa creen que se avecina una terrible tormenta de meteroritos que duraría seis horas. La lluvia, pronosticada por los científicos para el próximo año, podría dañar el sistema de comunicación de la Estación Espacial Internacional, según publica el ''. Telegraph
Los expertos del ente espacial aseguraron que la tormenta, que cruza la órbita de la Tierra alrededor del Sol cada mes de octubre, traerá una lluvia de meteoros llamada Dracónidas, que será un evento visual espectacular.
Se le ha dado ese nombre porque los meteoros llegan desde la dirección de la constelación de Draco, el Dragón. También son conocidos como el Dracónidas después del nombre del cometa que les dio, Giacobini-Zinner.
Los científicos han verificado que la tormenta ocurrirá, aunque no están muy claras la gravedad del fenómeno. Por precaución los astronautas y responsables de las naves espaciales están informados para desarrollar un mecanismos de defensa.
Como resultado, la NASA está investigando actualmente la reorientación de la Estación Espacial Internacional y el telescopio espacial Hubble para proteger las zonas más vulnerables.
Las caminatas espaciales también podrían ser prohibidas hasta que la amenaza desde el río de partículas de roca haya pasado. Pero los satélites, incluidas las que proporcionan servicios vitales como las comunicaciones, navegación vía satélite y la televisión, se piensa en cómo capear el temporal.
Aparte del peligro físico que puede provocar el bombardeo, las descargas electrostáticas pueden freír sus componentes electrónicos vitales. En los últimos años, la Tierra ha vivido un mayor aumento de las lluvias de meteoritos.
En 1933 cayeron 54.000 meteoritos en una hora, pero el mayor bombardeo de piedras cósmicas ocurrió en 1988 y se recogieron cientos de meteoritos cada hora. Hasta el momento es el más grande de los últimos años.
El Dr. William Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente del Centro Marshall de la NASA, en Alabama, dijo que los planes de contingencia ya se están desplegando para evitar problemas cuando la tormenta llegue.
De acuerdo con sus predicciones varios cientos de meteoritos por hora podría ser visible en la Tierra el 8 de octubre del próximo año.
"Realmente no entendía lo que estaba pasando. Ahora tenemos una sensación mucho mejor", dijo a space.com. "Ya estamos trabajando con (otros) programas de la Nasa para enfrentar el riesgo que entraña para las naves espaciales".
TODOS LOS VÍDEOS DEL MUNDIAL