Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los usuarios de Twitter en India en contra del cierre de cuentas

El gobierno de la India se enfrentó a una reacción airada de los usuarios de Twitter este jueves, después de que ordenase a los proveedores de servicios de Internet el bloqueo de las cuentas de unos 20 usuarios. Fuentes oficiales dijeron que estas extendían la violencia y el miedo, poniendo en peligro la seguridad nacional.
Nueva Delhi amenazó a la red de microblog con "medidas apropiadas y adecuadas", si no eliminaban las cuentas tan pronto como fuera posible. Varios periódicos del país dijeron que esto podría significar una prohibición total de acceso a Twitter en la India. Los funcionarios del Gobierno no confirmaron a Reuters que una medida tan drástica se esté considerando.
Twitter, que no cuenta con una oficina en India, se negó a hacer comentarios. Hay unos 16 millones de usuarios de Twitter en el país del sur de Asia.
El Gobierno se ha encontrado con duros comentarios de los críticos, que ven la situación como un signo torpe de represión a Google, YouTube y Facebook. La discusión ha suscitado dudas sobre la libertad de información en la democracia más grande del mundo.
"Querido GOI (Gobierno de India), mantenga sus manos fuera de mi Internet", escribió el usuario, @Old_Monk60.
India bloqueó el acceso a más de 300 páginas web por potenciar los problemas sociales. Las amenazas de los mensajes de texto de teléfonos móviles y las imágenes manipuladas de los sitios web están alimentando los rumores de venganza por parte de los musulmanes.
Los rumores surgen como respuesta a la violencia sucedida en el estado nororiental de Assam, donde 80 personas fueron asesinadas y 300.000 evacuadas, desde el pasado julio.
Temiendo por sus vidas, decenas de miles de migrantes huyeron a Mumbai, Bangalore y a otras ciudades la semana pasada. El éxodo destacó las tensiones subyacentes en un país con una historia de violencia étnica y religiosa.
De acuerdo con los documentos obtenidos por Reuters, el Gobierno ha atacado a algunos periodistas indios, al diario británico Daily Telegraph, a la Australian Broadcasting Corporation y a la televisión Al Jazeera, en su represión de publicaciones en Internet, alegando que podrían inflamar las tensiones comunales.
Las directrices para los proveedores de servicios de Internet muestran decenas de listas de páginas referentes a YouTube, Facebook y Twitter.
En Washington, el Departamento de Estado instó a Nueva Delhi a equilibrar su campaña de seguridad con el respeto a los derechos básicos como la libertad de expresión.
"A medida que el gobierno de la India busca preservar la seguridad, les estamos instando también a tener en cuenta la importancia de la libertad de expresión en el mundo online", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland. Nuland dijo que Washington estaba dispuesto a conversar con las empresas estadounidenses, aunque no estaba directamente involucrado en el conflicto.
"Las características únicas del entorno online deben ser respetadas incluso mientras estas empresas trabajan para ayudar a calmar el ambiente", dijo.
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
El gobierno dice que Google y Facebook han cooperado en gran medida, mientras que Twitter ha sido mucho más lento para responder.
"Todas las empresas, ya sea una empresa de entretenimiento, o una empresa de construcción, o una compañía de medios sociales, tiene que operar dentro de las leyes del país", dijo el ministro de Estado en el Ministerio de Comunicaciones, Sachin Pilot.
Twitter ha dado instrucciones para retirar 28 páginas que contengan "contenido cuestionable", dijo un funcionario del ministerio del Interior. "Si no se retiran las páginas, el gobierno indio adoptará las medidas oportunas y adecuadas", agregó.
El gobierno ha ordenado a los proveedores de servicios de Internet que bloqueen las cuentas de Twitter del veterano periodista Kanchan Gupta y presentador de televisión Shiv Aroor. Parece que se está cumpliendo la orden, ya que los usuarios de Twitter tienen dificultades para acceder a sus páginas.
"Es una decisión política, a causa de mi crítica al gobierno", dijo Gupta, un antiguo funcionario del Gobierno anterior, que está encabezado por el nacionalista hindú Bharatiya Janata Party.
Las acciones del Gobierno desataron una tormenta de críticas por parte de los usuarios de Twitter, con los 'hashtags' #GOIBlocks y #Emergency2012 este jueves. Algunos compararon la situación con el estado de emergencia impuesto por el gobierno en 1975, cuando algunos periodistas fueron encarcelados.
El Centro para Internet y Sociedad, que analizó las 300 órdenes de prohibición, encontró que contenía "numerosos errores e inconsistencias." Algunos de los sitios web prohibidos pertenecían a personas que tratan de desacreditar los rumores, dijo.
"No se trata de censura política. Se trata de que el Gobierno no sabe cómo regular correctamente la línea", dijo el director del programa CIS Pranesh Prakash.
El parlamento del país aprobó el año pasado una ley que obliga a las empresas de Internet a eliminar una amplia gama de contenido objetable cuando así se lo solicite. Fue una decisión muy criticada en su momento por los grupos de los derechos humanos y por los medios de comunicación social.