Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tercio de los usuarios cree que en 2021 utilizará al menos 5 dispositivos conectados al mismo tiempo

Un tercio de los usuarios de las nuevas tecnologías cree que en el año 2021 utilizará al menos 5 dispositivos conectados al mismo tiempo, mientras que el 43 por ciento cree que los 'wearables' podrían sustituir a los 'smartphones' a partir de 2020, según el último informe ConsumerLab de Ericsson.
Pese a que la integración de los 'smartphones' en todas las facetas de la vida diaria hace difícil imaginar un futuro sin ellos, casi la mitad de los usuarios apuestan por los 'wearables' como sus sustitutos, al tiempo que manifiestan su preferencia por dispositivos relacionados con la seguridad.
Seis de cada diez encuestados afirman que la utilidad de los 'wearables' va más allá de la salud y el bienestar. De hecho, los dispositivos relacionados con seguridad personal, como botones de pánico y localizadores personales, despiertan más interés.
Los 'wearables' más deseados en los cinco mercados incluidos en el estudio son --clasificados por intención de compra-- los siguientes: botón de pánico, con el 32 por ciento; smartwatch, con el 28 por ciento; localizador, con el 27 por ciento; autentificador de identidad, con el 25 por ciento; y purificador de agua, con el 24 por ciento.
La tecnología 'wearable' acelerará también la convergencia de los mundos digital y físico, acercando a las personas hacia el Internet de las Cosas. Si los consumidores confían en que esta tecnología les permitirá interactuar con los objetos en sus proximidades, también dicen que esta tecnología no tendría que ser necesariamente con dispositivos.
Así, un 60 por ciento cree que en los próximos cinco años será habitual el uso de pastillas digeribles y chips subcutáneos, no solo para monitorizar datos de salud vitales, sino también para abrir puertas, autenticar transacciones e identidad, o para controlar objetos.
También hoy en día un 25 por ciento de los propietarios de relojes inteligentes los usan para controlar en remoto otros dispositivos digitales de hogar y un 30 por ciento usa búsqueda por voz en sus relojes.
Jasmeet Singh Sethi, experto sobre percepción de consumo de Ericsson ConsumerLab, asegura que "hay signos visibles de una menor dependencia de los smartphones por parte de los usuarios de smartwatches" y añade que "un 40 por ciento de ellos interactúan menos con sus teléfonos inteligentes".
"Aunque los consumidores muestran un mayor interés por los dispositivos relacionados con la seguridad, también vemos una disposición hacia la tecnología 'wearable' más allá de la generación actual. En cinco años, caminar con un sensor digerible que monitoriza la temperatura corporal y ajusta automáticamente el termostato cuando llegas a casa puede convertirse en realidad", ha apostillado.