Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A vueltas con las curvas y el 4K tras el primer televisor UHD curvado del mundo

Totalmente por sorpresa y fuera de la agenda prevista, en el último momento Samsung ha traído a la feria IFA que se está celebrando en Berlín un producto que supone un nuevo hito tecnológico; al margen de que después cale entre el gran público o se quede en anécdota. Se trata de la primera televisión Ultra HD (4K) del mundo curvada y utiliza tecnología LED.
Samsung cuenta con televisores con tecnología OLED curvados. Esta tecnología de pantallas, extremadamente fina, permite que así sea de forma relativamente fácil; los primeros prototipos se vieron el año pasado y este ya ha acudido a la feria el modelo comercial. Además, la compañía ha enseñado el que es el primer OLED con definición Ultra HD, en fase de prototipo.
Por eso ha sorprendido ver que el primer televisor curvado con resolución 4K del mundo no es OLED, la tecnología a priori más natural para pantallas curvadas, sino LED, una tecnología menos avanzada. El motivo, parece ser, es facilitar la producción y conseguir que los televisores curvados sean comerciales lo antes posible. Si se apostase por la tecnología OLED, los televisores curvados Ultra HD se dispararían de precio y la producción sería mucho más complicada.
Sin embargo, apostar por la tecnología LED para un televisor curvado Ultra HD también ha sido todo un reto. De hecho, es el primer televisor curvado LED y, al mismo tiempo, el primer televisor curvado 4K. Samsung ha conseguido curvar este tipo de panel mediante modernas tecnologías que han dado como resultado un espectacular prototipo de 65 pulgadas.
La resolución 4K es, fuera de toda duda, el futuro de la imagen en el hogar. Parece que al fin está pasando la fiebre por el 3D, al que siempre le han faltado contenidos y que ha sacrificado calidad de imagen a cambio de visión estereoscópica. Sin embargo, el tamaño de las pantallas que se venden es cada vez mayor y ya no es extraño que proliferen las televisiones de 55 pulgadas.
¿Cuál es la consecuencia de que tengamos pantallas de mayor tamaño? A medida que crecen las pulgadas y se mantiene la resolución Full HD, disminuye la cantidad de puntos por pulgada, esto es, la definición. De esta forma, cada vez son más apreciables los puntos en un televisor de enormes dimensiones, a pesar de que la imagen se reproduzca a 1080p.
Al margen de esto, las televisiones curvadas también se están convirtiendo en una tendencia interesante. Samsung y LG están apostando por ellas y lo cierto es que ofrecen una experiencia espectacular al espectador que contempla sus imágenes justo de frente, y también facilitan ver el ángulo opuesto a alguien que esté desplazado hacia un lateral. Por contra, en su mismo lado, pierde algo de superficie de visión.
Sin embargo, estas pantallas están pensada especialmente para ser vistas de frente y que la experiencia consiga ser más inmersiva para el espectador, que se sienta dentro de la imagen; a eso contribuye la impresionante calidad de las imágenes 4K.
Enlaces relacionados:
- Televisión LED curvada UHD de Samsung (http://www.youtube.com/watch?v=LI82yQZHjc0).