Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La termosolar lamenta las "críticas feroces" y dice aportar once veces más de lo recibido en primas

La asociación consideraría "muy irresponsable" que el futuro Gobierno impida el desarrollo del sector
El presidente de Protermosolar, Valeriano Ruiz, lamenta que el sector termosolar sufra "críticas feroces" por parte de los productores de energía convencional cuando su actividad aporta once veces más de lo que recibe en primas y supone "un buen negocio para el Estado".
Durante la presentación de un informe de Deloitte sobre el impacto de la termosolar en la economía española, el presidente de la asociación empresarial aseguró que a la termosolar, "pese a llevar tres o cuatro años de funcionamiento, se le está pidiendo lo que a otros no se les ha pedido en doscientos años".
"Esto es inaceptable. Que nos dejen respirar. Estamos recibiendo críticas feroces en mi opinión muy arraigadas en el egoísmo, cuando somos un sector de cien empresas con desarrollo tecnológico y fuerte internacionalización. ¿Le vamos a poner pegas porque los que llevan acaparando desde hace cincuenta años el sistema eléctrico de nuestro país se sienten agredidos?", se preguntó Ruiz.
Según el informe de Deloitte, las cerca de 20 plantas en funcionamiento recibieron en 2010 primas por 185 millones, pero hicieron una aportación fiscal de 407 millones, ahorraron 5 millones en derechos de emisión, evitaron importaciones de hidrocarburos por 24 millones y contribuyeron al PIB con otros 1.650 millones.
El secretario general de Protermosolar, Luis Crespo, comparó esta contribución al PIB con la de la minería y otros sectores como el calzado. El peso de la termosolar equivalió en 2010 a un 0,16% de la riqueza nacional, cuando dos años antes apenas suponía el 0,07%.
Crespo explicó que, al margen del impacto macroeconómico, el sector recibe unas primas a cargo de la tarifa de la luz que luego compensa produciendo una electricidad que abarata el 'pool'. "Recibimos a través de los peajes eléctricos, pero ahorramos en costes de generación", explicó, antes de lamentar que sea en este segundo aspecto donde hay sospechas de que otros agentes del sector estén "manipulando" las subastas.
El país, dijo, tiene una "oportunidad histórica inigualable" con la termosolar que no puede desaprovechar, ya que existe "un mercado mundial de billones de euros" y las empresas españolas de ingeniería y construcción son en la actualidad las mejores situadas a nivel internacional.
DESARROLLO FUTURO.
En España, el Plan de Energías Renovables 2011-2020 cifra en 4.800 megavatios (MW) la potencia termosolar instalada al final del periodo, frente a los cerca de 1.000 MW actuales. En la actualidad ya hay 26 plantas en construcción avanzada y 12 inscritas en el registro de preasignación.
Ruiz explicó que la actual legislación se agota en 2013 y que el sector debe empezar a negociar el año que viene la nueva norma para regular los proyectos que se desarrollen a partir de 2014. "Estamos en un momento de impás y nos preucupa saber qué va a pasar", explicó.
El presidente de Protermosolar consideró que el futuro Gobierno sería "muy irresponsable" si no permite el desarrollo futuro de esta tecnología. "Me parece bien que el Gobierno ponga control y que no haya burbujas, pero que dejen invertir a un ritmo razonable", añadió.