Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El único torero inglés reaparece en Benalmádena a sus 67 años

Frank Evans, de 67 años y único torero de origen británico, regresará este domingo a los ruedos vestido de luces cuatro años después de su retirada por problemas de salud, y lo hará en Benalmádena (Málaga), en la misma plaza en la que toreó por última vez el 14 de agosto de 2005.
Regresar a los ruedos es "un sueño" para el diestro, ya que tras retirarse en 2005 al agravarse una lesión de rodilla que arrastraba desde su época de jugador de rugby pensó que no volvería a torear, según confesó.
Desde que tomó la alternativa en 1991, con 48 años, ha toreado cuarenta corridas de toros y casi un centenar de festivales en plazas de España, Francia, México y Venezuela, y ahora baraja una oferta para lidiar en China.
A lo largo de su trayectoria taurina, Evans ha sufrido tres cogidas, aunque la más dolorosa fue la que le dio una vaca "muy vieja, de casi quince años, que le originó fuerte molestias en sus nalgas durante un tiempo.
Para preparar su reaparición de mañana, Evans actuó el año pasado en un festival de Villanueva de la Concepción (Málaga) y este año ha participado en otros dos en Benalmádena y Alhama de Granada.
Tras cuatro años de ausencia el británico lidiará mañana dos toros de Marcos Núñez en una corrida mixta en la que el novillero Saúl Jiménez Fortes toreará dos novillos de Santiago Domecq.