Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Estoy traumatizada, no puedo escuchar ningún ruido"

"Me puse a gritar que parara y cubrí a mi hijo para que no le pasara nada", explica Marigel, española residente en Haití desde hace 23 años. Aferrada a su hijo, sintió los tembliores del pasado sábado en el cuarto de baño de su casa, junto a su hijo, y aunque afortumandamente entre los miembros de su familia nadie ha resultado herido, asegura estar "traumatizada". Pese al peligro y el caos que reina en el país, dice que no va a volver a España.
Maria Angeles López Baeza, Marigel, vive en Haití desde hace 23 años con su marido, abogado en el país, su hijo y dos primas. Todos están bien tras el terremoto, que la española vivió agazapada en el cuarto de baño de su domicilio.
Una semana después del terremoto, Marigel narra la desesperación que vivió en el momento que la tierra comenzó a temblar. "Me puse a gritar que parara, y entonces llegó un momento en el que se paró, más o menos", exclama. "Las sacudidas eran tan fuertes que iba tropezando con el mueble y la mampara del baño", y mientras, cuenta, durante el terremoto, cubrió a su hijo para que no se lastimara.
Y, gracias a que todos están bien, dice que a medida que pasan los días se va encontrando mejor. Sin embargo, confiesa que está "traumatizada" y no puede escuchar ningún ruido. De todas formas, no tiene pensado volver a España. Se queda en Haití. IM