Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tumba de Jade no puede ser un santuario

Tras un funeral a lo Lady Di, con 300 personas abarrotando la Iglesia y otras miles en las calles de Londres despidiendo a Jade Goody a través de pantallas gigantes, la familia cree que ha llegado el momento de pedir intimidad. Preocupados, han visto como en este fin de semana cerca de 100 personas visitaron el tranquilo cementerio donde descansa la ex Gran Hermana para tomar fotos a la tumba, y temen que ésta sea pisoteada por los aficionados. "No queremos convertirlo en un santuario", han hecho saber a los seguidores de Jade en declaraciones a The Sun. Amigos de la familia aseguran que Jack dice que "es hora de dejar descansar en paz a Jade", y que va a ser muy molesto si trata de visitar a Jade en los próximos días y hay cientos de personas allí. "Su verdadera familia espera que se respete su vida privada", declara un amigo de Jack a The Sun. IM