Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La última portada de Lindsay Lohan antes de ir a la cárcel

Lindsay Lohan ha querido hacer un regalo a Alemania antes entrar en la cárcel. Protagoniza la portada de la edición germana de la revista GQ y en ella posa muy sexy con un conjunto de lencería de estilo retro.
Aunque ha ingresado en un centro de rehabilitación con la intención de rebajar la condena, está previsto que el próximo martes 20 de julio, Lindsay Lohan pase su primer día en prisión, después de ser condenada por violar la libertad condicional que le fue impuesta tras ser detenida conduciendo ebria en 2007. La estancia de Lohan en el centro penitenciario durará tres meses.
Lohan se mostró muy afectada ante la sentencia, pero gracias a esta última polémica su popularidad, basada más en una cadena de escándalos que en su carrera profesional, sube como la espuma.
El escándalo parece que es una buena forma de promoción y cualquier imagen de Lohan antes de ingresar en prisión vende. GQ ha sabido aprovechar el filón con un cuidado reportaje fotográfico en el que la actriz aparece muy provocativa. Lo mismo ha ocurrido con la campaña de promoción de la película "Machete", en la que Lindsay hace un cameo. Su imagen de monja pistolera la aleja cada vez más de la niña inocente que nos presentó la factoría Disney.