Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'En busca de la verdad', el Bernhard más misántropo y enemigo de su Austria natal

La recopilación de artículos, entrevistas y discursos 'En busca de la verdad' (Alianza Editorial), de Thomas Bernhard, muestra a un escritor austríaco misántropo y enemigo de su país de origen, si bien los textos también profundizan en las intimidades de el autor de 'Extinción'.
La relación de Bernhard con Austria fue muy controvertida y así lo explica el propio novelista en estas páginas. "Siempre, donde uno tiene su casa, lo conoce todo muy íntimamente y se ama. Al mismo tiempo, sin embargo, se odia también...como a esa famosa peste que nadie conoce", señala Bernhard a un periodista al ser preguntado por Salszburgo.
Asimismo, sus declaraciones al respecto de las relaciones humanas dejan claro el desapego que sentía hacia otras personas. "El agradecimiento, como es bien sabido, es una estupidez" o "creo que todo el mundo debe recibir en la vida alguna patada" son ejemplos de la idea que tenía Bernhard de sus conciudadanos.
Además, las páginas de este trabajo recogen algunas polémicas de la época con el presidente de los Festivales de Teatro de Salszburgo (anunciando su renuncia a presentar más obras suyas) o una serie de respuestas irónicas tras ser galardonado con el Premio de Literatura de Bremen ("No he leído un solo libro publicado desde 1975").
Miguel Sáenz, traductor habitual en español de Bernhard, remarca ese carácter difícil del escritor austríaco, reflejado en esta recopilación. "Empatizar con Bernhard no es fácil, sobre todo para los austríacos, que lo conocen bien. Pero a él la empatía le tenía más o menos sin cuidado: iba a lo suyo", ha explicado en una entrevista con Europa Press.
La depresión y el suicidio recorren esta obra donde Bernhard llega a afirmar que "hay estados en los que la vida le resulta a uno totalmente indiferente". E incluso hay espacio para sus reflexiones respecto al sexo, prácticamente inexistente en la biografía del novelista.
LA SEXUALIDAD DE BERNHARD
"La sexualidad de Thomas Bernhard ha suscitado sesudos estudios. Yo creo que hay que creerle a él. En la época de su vida en que hubiera podido interesarse más por esas cosas, estaba demasiado enfermo. Y luego... siguió estando enfermo", ha señalado Sáenz.
De hecho, tal y como recuerda su traductor en España, es muy probable que en toda la obra bernhardiana no haya más que un solo beso reflejado en sus textos. "Yo sé donde está, pero dejo al bernhardiano fiel la tarea de encontrarlo", bromea Sáenz.
Los periodistas, junto con los directores de festivales, eran algunas de las dianas preferidas de Bernhard, algo que se refleja en 'En busca de la verdad'. "No nos engañemos, aborrecía a los periodistas y despreciaba a los directores, ya que los consideraba en general como gente inculta y muy poco de fiar", ha aseverado Sáenz.
UN ESCRITOR QUE "LLAMA AL PAN, PAN"
En cualquier caso, a pesar de esta actitud, el traductor español considera que la obra de Bernhard ha trascendido y hoy en día resulta un autor "muy actual". "En Austria se ha convertido en el escritor nacional a pesar de las barbaridades que escribió sobre su país y en América Latina es objeto de culto por escritores que admiran su manera peculiar de 'llamar al pan pan y al vino, vino'".
Sáenz reconoce que a pesar de la cantidad de obras traducidas de Bernhard todavía traducirlo "encierra sorpresas". "Sin embargo, mi identificación con él nunca es total. A veces lo sorprendo interpretando el papel que él mismo se adjudicaba alegremente", ha concluido.