Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deja una caja de cervezas y una nota de disculpa por intentar colarse en su casa

Deja en su puerta una caja de cervezas y una nota de disculpa por intentar colarse en su casatelecinco.es

Una caja de cervezas y una nota de disculpa: “Por favor, acepta esta caja de seis cervezas como muestra de agradecimiento”. Ese fue el mensaje que Caitlynne Hines encontró en la puerta de su casa después de que la noche anterior un hombre que “iba borracho” intentase entrar en su casa, donde pensó que se encontraba un amigo suyo.

Todo pasó de ser un terrible susto a un soberano ataque de risa. De pensar aterrorizados en llamar a la policía a sentirse obligados a compartir sus carcajadas en las redes sociales para el deleite del resto de los usuarios. Y todo de la noche a la mañana.
Así lo ha explicado Caitlynne Hines, quien publicó en Facebook la carta que un hombre llamado Cliff –según su rúbrica–, le dejó a modo de disculpas junto a la puerta de su domicilio por haber intentado colarse en su interior la noche pasada, cuando se encontraba borracho por las calles de Halifax, en Canadá.
Además, acompañando a su sentido perdón, decidió dejar junto a la nota una caja de cervezas. “Por favor, acepta esta caja de seis cervezas como muestra de agradecimiento”, añadió.
Al parecer, tal y como detalla la peculiar misiva, el hombre intentó irrumpir en el domicilio pensando que un amigo se encontraba allí, “subiendo las escaleras”.
En ese momento, la mujer, Caitlynne Hines, le exigió que se marchara, ante lo cual el hombre terminó por irse… para después volver e intentar forzar la cerradura. Sin embargo, al no tener éxito, se marchó de nuevo, como informa la edición canadiense de Huffington Post.
“No llamamos a la policía, pero estábamos preparados para hacerlo si volvía de nuevo”, explicó Caitlynne.
Lo siguiente que supieron de él fue su particular disculpa, situada junto a la puerta de su casa.
“Quiero disculparme sinceramente por despertarte y ser tan desconsiderado en mitad de la noche. Por favor, acepta esta caja de seis cervezas de sabor común como muestra de agradecimiento”, escribió, añadiendo, en un ‘postdata’ tras un “cuídate”, que después de intentar entrar en su casa anduvo por lo menos “ocho kilómetros hasta la casa de otra chica al azar tras todo aquello”.
“Fue el mejor de los tiempos. Fue el peor de los tiempos”, termina la carta, en un curioso cierre que acompaña con una carita sonriente.