Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

260 voluntarios con sobrepeso u obesidad podrían perder de 8 a 16 kilos en 16 semanas

El Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra busca voluntarios para un estudio con dos dietas hipocalóricas
Un grupo de investigadores del Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra, dentro de la red Aditech, busca 260 nuevos voluntarios con sobrepeso u obesidad para participar en un nuevo estudio dietético orientado a bajar de peso.
Los participantes del ensayo se someterán durante cuatro meses a dos tipos de dietas hipocalóricas (dietas con menor carga calórica del gasto medio por persona y día): una de ellas moderadamente alta en proteínas y, la otra, rica en fibra y baja en grasas. Ambas dietas reducirán en un 30% las kilocalorías consumidas diariamente.
El objetivo, según explica el director científico del Centro, el catedrático de Nutrición Alfredo Martínez, "es que ambos grupos pierdan entre medio kilo y un kilo por semana o, lo que es igual, que al finalizar el estudio hayan bajado de 8 a 16 kilos".
En principio, como único requisito los participantes -mayores de 18 años- deben presentar sobrepeso u obesidad. Esto significa que su índice de masa corporal (el resultado de dividir el peso por la altura en metros al cuadrado) debe hallarse entre 25 y 40 kg/m2 (el normopeso abarca el ratio de 18,5 a 25 y por encima de 40 se considera obesidad mórbida).
Después de haberse puesto en contacto con el equipo de investigadores -a través del teléfono 616 244 655 o del correo electrónico voluntariosnutricion@unav.es, los voluntarios acudirán a la primera visita de reclutamiento, donde pasarán consulta con un médico y una dietista. Tras la valoración médica y si se confirma que no ha seguido ninguna otra dieta en los últimos tres meses, tendrá lugar la visita inicial, tras la que recibirán una dieta personalizada.
EDUCACIÓN NUTRICIONAL PARA APRENDER A COMER SANO
"Nuestra finalidad", subraya la coordinadora del estudio, Marta Cuervo, "no es solo lograr una bajada de peso, sino conseguir educar nutricionalmente a los voluntarios, de modo que aprendan a comer mejor y puedan mantener en el tiempo un peso saludable".
Asimismo, la investigación pretende descifrar el papel de algunas variantes genéticas en la propensión a engordar. "Un estudio personalizado, completo y con un seguimiento como el que realizamos aquí tiene un coste muy elevado si se acude a un profesional -aquí es gratuito-, de ahí que a muchas personas le pueda interesar presentarse como voluntarios. No obstante, y más que nunca en estas fechas de nuevos propósitos por el arranque del año, hay que tener claro que toda dieta debe hacerse bajo la supervisión de un profesional", destaca la profesora.
Además de este estudio, el Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra lleva a cabo distintos proyectos con voluntarios, como un ensayo para reducir la hipercolesterolemia en personas con colesterol elevado.