Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manolo Escobar: "El cáncer se puede curar y el mío va viento en popa"

Tras un año agridulce en el que ha tenido que luchar contra el cáncer pero también ha visto nacer a su nieta, Manolo Escobar se sube a 'La Noria' asegurando estar "bien" de salud. Lleva ya tres meses sin quimioterapia, explicaba que ha llevado la enfermedad "con resignación" y lanzaba un mensaje: "el cáncer, cogiéndolo a tiempo, se puede curar". Pero además, el cantante ha hablado de su carrera, de su mujer con la que lleva 52 años de relación y de su nieta que apenas acaba de nacer.

2011 ha sido un año agridulce para Manolo Escobar ya que le diagnosticaron cáncer de colon, una enfermedad contra la que ha estado luchando. El cantante se subía a ‘La Noria’ asegurando estar “bien” de salud, explicaba que después de todas las operaciones que ha sufrido en su vida, ahora le ha tocado luchar contra el cáncer pero ahora “lo llevo fenomenalmente porque ya hace tres meses que me quitaron la quimio y el mes de enero voy a hacerme un TAC para ver si seguimos dando un poco más de quimio o ya he terminado”.
Escobar ha recibido un tratamiento de quimioterapia que asegura haber llevado “bien”, sin embargo, bromeaba con los efectos secundarios: “estoy calvo, llevo peluca, me han dejado la cabeza como a Kiko Matamoros”, decía entre risas.
“Lo llevas con resignación”, comentaba Manolo que cree que el cáncer es algo “muy serio” pero se muestra convencido de que “cogiéndolo a tiempo es como un constipado, lo malo del cáncer es que el nombre es tremendo. Llegas a una persona y le dices tienen cáncer y dicen: Dios mío he acabado, pero no, si lo coges a tiempo el cáncer, todos el de mama, el de colon, todos… se puede curar y el mío por lo visto va viento en popa, veremos a ver”.
“¿Has tenido miedo?”, quería saber Jordi González y el cantante le sorprendía con su respuesta: “¿Miedo a morir? Tengo 80 años, creo que ya he vivido bastante”, pero matizaba: “yo no quiero morir pero no me asusta morir porque con el tiempo que tengo ya estoy preparado para todo”.
Lo que no quiere es sufrir, ni él ni su familia: “Quiero que mi familia no sufra, que me manden la muerte cuando sea pero yo no quiero sufrir” y dicho esto bromeaba: “y vamos a cambiar de tema tú, que de muerte estamos hablando demasiado”.
Manolo Escobar sufrió un robo en su casa que se convirtió en trending topic en Twitter. Explicaba que un ladrón entró a su casa con ellos dentro y “arrambló con todo lo que tenía oro”. Sin embargo, la primera puerta que abrió fue la de su hija que estaba "dándole el pecho a mi nieta” y la reacción del ladrón fue “cerrar la puerta y largarse”. Por eso, Escobar cree que la persona que le robó “era uno de estos ladrones buenos que robó por necesidad y doy gracias a Dios porque otro cualquiera hubiera cogido a la niña y nos hubiese hecho mucho daño”.
Su mujer, con quien lleva 52 años de relación, su hija y ahora su nieta han sido los principales apoyos para el cantante a lo largo de su vida. “Tengo las dos mujeres más majas del mundo, las tres, ahora tengo tres”, decía Escobar con una sonrisa en el rostro y es que aunque su nieta aún no puede hablar sí sonríe y cómo sonríe”.
En cuanto a su matrimonio, desvelaba el secreto para seguir enamorado tras tantos años de convivencia: “es fácil, hay momentos tristes y alegres, hay que saber llevar los tristes y alegrarte con los alegres. Hay que saber perdonar y querer, ella ha tenido defectos y yo he sabido perdonárselos, yo he tenido más y ella también me los ha perdonado”.
Manolo Escobar explicaba el mayor problema económico que ha tenido empezó en 1979 y “alguno tenía que pagar, los otros cuatro compañeros no eran como yo, se compraron el pijama y dijeron para mí a la cárcel cuando quieran”, sin embargo él “tenía cierto nombre y arramblé con todo, me subastaron mi casa de la Moraleja, mi coche, mi casa de Benidorm y me quedó a deber 200 millones de pesetas. Dejé el teatro y empecé a hacer galas”.
La fecha de retirada…
La familia "es lo primero", el trabajo es su "válvula de escape" y, por ello, no piensa en retirarse mientras la gente salga a la calle tras sus conciertos pesando que sigue estando en plena forma. Será "el día que vaya a cantar y digan has estado bien pero… señal de que no he estado bien del todo, entonces me retiraré", decía el cantante. Esperemos que sea dentro de muchos años.