Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúa la búsqueda

Mari Luz, una niña onubense de 5 años desapareció el pasado domingo tras salir sola a un quiosco cercano a su casa. Tras una semana sin tener noticias de la pequeña, la familia no ceja en su empeño. Joaquín Cortes es el abuelo de Mari Luz quien hacía un llamamiento para conseguir la vuelta de la niña.
Mari Luz desaparecía tras acudir sola a un quiosco cercano a su casa. El hombre encargado de la tienda asegura que la niña acudió allí y una vecina cree haberla visto en compañía de otras dos niñas. Estas son las únicas pistas que ahora tenemos del paradero de la pequeña de cinco años.
Pasados quince minutos desde la salida de la pequeña, su madre se 'alarmó bastante' como contaba Irene en una conexión en directo en el plató de 'La Noria'. La madre asegura que la niña no salía sin su permiso y no se alejaba.
La policía baraja distintas hipótesis entre las que se encuentra la del secuestro, pero es únicamente una posibilidad más como así lo confirmaba Juan José Cortes, padre de la pequeña. Juan José quería hacer un llamamiento. Piensa que si su hija está retenida por alguien que ahora 'tiene miedo a soltarla' debido al revuelo mediático, 'que lo haga'.
Joaquín Cortes, el abuelo de Mari Luz acudía al plató y aclaraba que su familia 'no tiene rencillas con nadie' tras los rumores de sospecha de uno de los vecinos. En ese momento 'la noticia causó un gran impacto y mucha emoción a la familia'
Visiblemente emocionado, Joaquín cree que su nieta puede ser un 'capricho para alguien' y hacía un llamamiento para que la dejen volver con su familia a Huelva.
Grupos de vecinos de Sevilla se han trasladado hasta la zona donde desapareció Mari Luz para ayudar a los vecinos que cada día revisan la zona. La madre insistía en la descripción de la niña que vestía un chaleco rosa y una falda con unas botas vaqueras. El día 22 están convocadas manifestaciones en distintas ciudades de España para pedir que Mari Luz vuelva a casa.