Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Falete: "¿Acaso soy Godzilla?"

Jimmy Jiménez-Arnau, Pepe Calabuig y Marisa Martín Blázquez han descubierto para los espectadores de La Noria el lado más personal del cantante Falete. Un hombre despechado por su traumática ruptura, no exenta de esperpento, con Isaac, el joven de 23 años con el que planeaba casarse.
"Ya no creo en el amor". Falete explicó que no sólo está dolido él, sino que por quien más lo siente es por su madre: "la he visto llorar mucho estos días". Además, las excusas que su antiguo prometido está dando en televisión le parecen burdas. Dice que se vio obligado a engañarle por su carácter: "¿Acaso soy yo Godzilla?", se preguntó entre risas muy sorprendido.
"Este chico se ha asustado por la boda, le he venido grande, pero no entiendo cómo ha podido montar algo así. Si me quería hacer daño que me lo hubiese hecho antes, lo que más le duele a uno es que le engañen".
Crisis existencial
La situación venía de largo. "Últimamente discutíamos mucho", ha revelado un Falete que llegó hasta el punto de temer por su carrera. Perdió las ganas de seguir cantando: "pensé en dejar de cantar ¿cantar para qué? ¿para que me acusen de me hacer montajes?". Toda una provocación para un artista que suma ya cuatro discos y que aunque no es ni Liza Minelli ni Julio Iglesias, tal y como él explica, siempre se ha valido por sí mismo.
Cantar hasta la muerte
Sin embargo, el arrebato se le pasó: "tengo que morir cantando", sentenció. De hecho, puede que evolucione en su estilo gracias a esta tragedia: "con la pena se canta de una forma distinta, ni mejor ni peor". Además, ha recibido el apoyo de sus seguidores, lo que le llena de orgullo y satisfacción.
"Con dos cojones"
Al final, se queda con lo bueno de su romance. Se lo ha pasado bien, ha conocido el amor gracias a este chico y, aunque cierre todas las puertas a la reconciliación con un tajante "Nunca mais", prefiere recordar lo bueno y seguir hacia delante con "al mal tiempo buena cara y dos cojones".
Simpatía por Zapatero
Por lo demás, Falete también tuvo oportunidad de mostrar en La Noria su lado más personal. Explicó que, aunque no le gusta la política, le parece bien que el presidente apoye a los homosexuales. Un colectivo, no obstante, con el que no comparte la forma de reivindicar sus derechos: "para reivindicar algo no hay que montar ninguna parafernalia". Él opta por los mensajes claros, duros y concisos, como por ejemplo éste: "Yo soy hijo de Dios, no de Rouco Varela".
Respeto a la Reina
Dentro de este tema, sobre las recientes opiniones de la Reina que Pilar Urbano ha hecho públicas en un polémico libro, Falete se mostró escéptico: "no he oído de su boca lo que dice que ha hecho y éste es un país libre, respeto a la gente que tiene una opinión distinta de la mía".
Amistad con la Pantoja
Finalmente, Falete siguió opinando de las celebridades que más le han influido. Confesó que Isabel Pantoja es amiga suya, aunque a Julián Muñoz sólo lo ha visto "en dos ocasiones". Sobre la otra gran diva de la copla, Lola Flores, dijo que sigue rendido ante su talento: "mi única frustración es no haber podido cantar a su lado".
Erección con El Duque
Sin duda la parte más divertida de la entrevista llegó en los últimos compases, cuando Falete, ya más tranquilo, le dedicó unas palabras al protagonista de 'Sin tetas no hay paraíso', el Duque, quien le gusta como actor, pero "como tío más todavía". Se deshizo en elogios: "Con eso sí que me enamoraba yo y le dejaba que le secuestraran, no me importaría estar llorando toda la vida".