Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jordi González: "¿Cuánto tengo que pagar para que Gerardo no venga más a este programa?"

Gerardo de 'Gran Hermano 11' visitó 'La Noria' para contar qué había pasado entre Indhira y él para que su relación pasara del amor al odio en apenas unos días. El sevillano comenzó contando que se había besado con la malagueña pero terminó sin contar nada, causando el enfado de Jordi González, que no se cortó a la hora de pedir a gritos que Gerardo no volviera a su programa.
Gerardo comenzó la entrevista asegurando que Indhira le había agredido: "Me pegó cuatro puñetazos y tengo un testigo, Arturo, lo que pasa es que él lo justifica no sé por qué". ¿El motivo? Según Gerardo por no haber desmentido públicamente que se hubieran enrollado y según Indhira por haberla engañado y llamar a la prensa para que los pillasen juntos.
El ex gran hermano contó que quedó a cenar un par de veces con Indhira a petición de la malagueña y fue en su primer encuentro cuando, según Gerardo, la pareja subió a casa del sevillano y se besaron. "Nos dimos cuatro besos de caracol", aseguró. En el segundo encuentro la historia se repitió porque a Indhira le robaron el bolso y no tuvo más opción que dormir en casa de Prager.
 
Estos encuentros dieron que pensar a los colaboradores, por eso Marta López quiso saber si además de los "cuatro besos de caracol" había pasado algo más. La pregunta fue muy clara: "¿Os habéis acostado, Gerardo?", pero el ex gran hermano no debió entenderla muy bien porque no fue capaz de contestarla en toda la entrevista. Fue sólo cuando Jordi González le invitó a contestar cuando tuvo la osadía de decirle que "yo no voy por ahí contando con quién me acuesto".
 
El segundo dato que Prager dio durante la entrevista fue que Iván Madrazo le había amenazado. "Me pisó y me dijo que me iba a romper la cabeza", contó. Según Marta López, todo lo que contaba Gerardo no era cierto, es más, aseguró que Indhira tenía muy claro que todo lo había montado él para volver a la televisión.
 
En este caso Gerardo tampoco opinó, por lo que después de que diera unas cuantas vueltas sin decir absolutamente nada, Jordi González perdió la paciencia y espetó: "¿Cuánto tengo que pagar para Gerardo no venga más a este programa?". Prager tuvo entonces la valentía de preguntar el motivo y, al finalizar la entrevista, Jordi le contestó alto y claro: "¡Porque nunca cuentas nada!".