Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marta Torné: "No tengo instinto maternal"

La obra, que se está representando en el Teatro Lara de Madrid, trata sobre una historia de amor y las diferentes etapas por la que transcurre. Una historia que, aunque se trate de la enésima reflexión sobre el amor, huye de los tópicos. Además, insiste Marta, tiene una puesta en escena muy intensa, ya que se apoya en actores que no abandonan el escenario en ningún momento. Ella, incluso, tiene que bajar a hablar con el público.
Sin embargo, Marta alcanzó la fama en la televisión: "Es mucho más escaparate la televisión, te ve más gente y más opinan", ha comentado. Y este proyecto abre una nueva etapa en su carrera. Una nueva faceta a la que no teme: "Me importan las críticas, pero no me dan miedo". Pero que tal vez se quede sólo ahí y no dé el salto a los musicales, como le han sugerido los colaboradores de 'La Noria': "No quiero musicales porque es muy duro. Y eso hay que dejárselo a los que cantan bien".
También, Marta es muy célebre porque está considerada una de las mujeres más sexys de España. Ella no oculta su satisfacción ante tal reconocimiento y así lo afirma riéndose: "¡Claro que me gusta!" Aunque lo que no va a hacer nunca,  ha explicado, es sacarle partido a esa virtud cobrando por un desnudo en una portada de Interviú: "En mi serie se me ha visto el pecho, pero no quiero cobrar por enseñar un pecho".
Por lo demás, Marta ha comentado que su vocación juvenil fue el periodismo. Empezó la carrera pero no fue capaz de terminarla por los primeros compromisos laborales.
Su vida privada
En un aspecto más personal, Marta ha dicho que es consciente de que un novio suyo saltaría a la fama inmediatamente sólo por el mero hecho de serlo. Pero a ella no le importa porque tampoco quiere mercadear con su vida. Según ha dicho literalmente: "Nunca me sentaría cobrando a hablar de mi vida, porque no me gusta. Pero me gusta verlo cuando lo hacen otros". Eso sí, a La Noria ha venido "por la cara y sin cobrar".