Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 71,3% de la audiencia cree que El Rocío es una excusa para el desfase

El Rocío acoge este año a alrededor de un millón de personas que celebran la venida del Espíritu Santo y honran a la patrona de la aldea, la Virgen de El Rocío. 'La Noria' ha querido mostrar la otra cara de este famosa festividad donde los romeros parece que aprovechan también para dejarse llevar por el sexo, las drogras y la diversión.
Los colaboradores del programa han debatido sobre la celebración de El Rocío a raíz de un reportaje de investigación que ha llevado a cabo 'La Noria'. Un grupo de redactores han acompañado a los romeros en su trayecto hacia la Virgen y además de palpar la devoción de todos los presentes también han podido comprobar como los almonteños aprovechan el camino para buscar relaciones sexuales, drogras, desfase y diversión.
Uno de los personajes anónimos con los que ha hablado 'La Noria' ha confesado que "muchos de los que van a la romería lo único que quieren es hincharse a comer ,a beber y a lo que haga falta. La gente aquí se pone hasta el culo y hay muchos que ni siquiera se acercan a ver a la Virgen". Otros han defendido que "la religión no está reñida con la diversión y que la manera de rezar de los andaluces es cantando y bailando".
Pepe 'El Marismeño' ha sido uno de los tertulianos de este debate y ha dejado muy clara su posición: " Desfase hay en todos sitios, en El Rocío y en el Sáhara también. El que quiere desfasar lo puede hacer en cualquier sitio". Cuca García de Vinuesa, también presente en el plató ha opinado, por el contrario, que "para rezar a la Virgen no hace falta ni tanto folclore, ni tanto desgaste ni tanta frivolidad".
Frente a las opiniones enfrentadas de los colaboradores, la respuesta del público ha sido más que contundente. El 71,3% cree que esta festividad es una excusa para desfasar y sólo el 28,7% opina que es una foema de manifestar su devoción religiosa.