Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No es cierto que me quede un año de vida"

Belén Ordóñez ha visitado el plató de 'La Noria' tras su grave hospitalización para contar en primera persona cómo se encuentra, qué es lo que realmente le ha pasado y desmentir rotundamente que le queda un año de vida. La hermana de Carmina ha contestado también a las acusaciones de Lara Rodríguez y de la madre de ésta asegurando que verlas le produce "pánico". Además, Belén ha querido recordar a su hermana y desmentir los rumores de problemas familiares.
Belén Ordóñez reapareció en 'La Noria' después de sufrir para contar en primera persona lo que le sucedió y para desmentir algunos rumores sobre su delicado estado de salud. La hermana de Carmina comentó que está mejor pero que todavía no está recuperada. "Me encuentro mejor aunque, todavía no estoy bien del todo", contó Belén. un grave problema de salud
Su ingreso en el hospital, según Belén, le sobrevino en el teatro cuando al intentar subir unas escaleras se dio cuenta de que le faltaba el aire. Tras este suceso, la neumonía que aún arrastraba se agravó y fue entonces cuando , motivo por el que tuvo que ser ingresada de urgencia. La propia Belén reconoció que gran parte de la culpa de estos problemas de salud la tiene el tabaco. "He dejado de fumar una cuarta parte de lo que fumaba y espero conseguir dejarlo del todo. Si hubiera sabido lo malo que es el tabaco nunca hubiera empezado a fumar", confesó Belén. los médicos le detectaron un enfisema pulmonar
 
El ingreso hospitalario de Belén ha dado mucho que hablar, por eso la mayor de las Ordóñez ha querido zanjar uno de los rumores que más le han dolido: "No es cierto que los médicos me dijeran que me quedaba un año de vida", aseguró. Belén comentó que aunque estuvo grave su vida nunca corrió peligro y que lo único que tiene que hacer para mejorar más rápidamente es llevar una vida tranquila y sosegada y dejar de fumar.
 
"Lara me da 'yuyu'"
 
Las polémicas declaraciones de Lara Rodríguez y de su madre hicieron mucho daño a Belén , quien antes de comentar qué pensaba de ella y de su madre quiso dejar claro que Lara jamás fue secretaria de Carmina. Sobre el hecho de que Lara dijera que Belén debía haber hecho un comunicado para dejar claro que no se alegraba de su detención por presunto tráfico ilegal de inmigrantes, Belén ha sido rotunda: "¿Cómo pretende que yo mande un comunicado, qué se cree que soy, la princesa Letizia?". Belén no quiso ahondar en el tema pero, sí dejó claro que jamás se ha alegrado del mal de nadie, "y para su pena del de Lara tampoco", pero sí confesó lo que siente cada vez que la ve en televisión: "Lara me da pánico, me da 'yuyu' cuando la veo".
 
La madre de Lara Rodríguez también consiguió su minuto de gloria al decir que "Carmen se lo toma todo, hasta las pastillas del 'Punto Matic'". Belén bromeó sobre esto asegurando que cuando la escuchó pensó que decía 'Punto Magic' y pensó que eran unas pastillas mágicas. Mila Ximénez quiso comunicarle a Belén que tras hacer estas declaraciones, la madre de Lara la llamó para que pediera perdón a Belén en su nombre y la respuesta de la hermana de Carmina fue tajante: "Que me mande un comunicado".
 
Una familia unida
 
Belén quiso desmentir los rumores sobre un distanciamiento con sus sobrinos y además, quiso dejar claro que Fran Rivera es uno de sus mayores apoyos. "Francisco es el cabeza de familia, es el cabeza de todo. Es muy protector, igual que Cayetano y Julián", aseguró. Belén Ordóñez también quiso comentar que no está arruinada y que es incierto que haya vendido su casa de Sevilla por problemas económicos. "No estoy arruinada. Vivo bien, no para tirar cohetes pero, no nos falta de nada. Mi casa de Sevilla la he alquilado porque no podía mantener dos casas abiertas pero no porque esté arruinada", aseguró.
 
La periodista Lydia Lozano le mandó un mensaje a través de un vídeo pidiendo que contara toda la verdad sobre la pelea que tuvo con su hija y que terminó con su ingreso en la clínica psiquiátrica 'López Ibor'. Belén volvió a repetir que la pelea surgió por una tontería, más concretamente por una bufanda, y que los rumores que dicen que el dinero fue el causante de la disputa no son ciertos. "Somos una madre y una hija como cualquier familia. Nos peleamos pero, son peleas normales. Es que nos adoramos, dormimos juntas, compartimos muchas cosas... Por eso me dolió mucho lo que se dijo de mi hija", aclaró Belén.
 
El recuerdo de Carmina
 
Belén aseguró que se acuerda mucho de su hermana y que tanto ella como sus sobrinos la recuerdan mucho. Además, confesó que le hubiera gustado mucho vivir con la intensidad con que lo hizo Carmen. "No me gustó que muriera joven ni tampoco no poder haberle dado dos mil besos pero, la vida de mi hermana me encanta, era una mujer perfecta", concluyó Belén.