Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peligra la presidencia de Amador

En el episodio titulado 'Un datáfono, un suicida y un presidente en las últimas', Amador, tras descubrir la infidelidad de su mujer, atravesará una crisis sentimental y económica que le hará abandonar el hogar conyugal y trasladarse a casa de Leo. Para poner fin a sus penurias económicas, el presidente de Mirador de Montepinar aceptará una suculenta oferta para instalar una antena de telefonía móvil a cambio de 60.000 euros, una cantidad que se acabará embolsando con la esperanza de que el resto de los vecinos no descubran la estafa.
Sin embargo, la revelación del fraude sembrará la discordia entre los demás residentes y despertará las ansias presidenciales de Enrique, quien iniciará una oposición agresiva contra Amador. Sin embargo, el concejal no será el único candidato, ya que cuando Antonio Recio descubra el escándalo de la antena, no dudará en sumarse a la carrera electoral.
Por su parte, Joaquín no soporta su eterna soltería. Ante esta situación, Sergio no dudará en contratar a una prostituta de lujo (papel interpretada por la actriz Lara De Miguel) para que seduzca a su hermano sin que éste conozca su verdadera profesión. El encuentro resultará un éxito, pero los deseos de Joaquín de no precipitarse en su relación desesperarán a su hermano mayor que verá aumentar ostensiblemente los costes de su iniciativa.